REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Actores políticos controlan medios

Muchas de las empresas de medios de comunicación de Líbano están influidas por poderosas figuras políticas ante las cuales están financiera y políticamente en deuda, informa el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) tras una misión de prensa de cuatro días en octubre. Además, la Fundación Maharat publicó recientemente un informe que examina la relación entre la política libanesa y los medios.

El IPI habló ante los principales editores y periodistas del país, así como ante dirigentes políticos y funcionarios gubernamentales. Aunque Líbano tiene un ambiente de medios lleno de vida, una importante inquietud son las alianzas de los medios a lo largo de líneas políticas y sectarias. Esta interferencia política a la independencia editorial sólo fomentará las divisiones entre los libaneses.

La delegación del IPI sugiere que las empresas de noticias deberían instituir códigos profesionales voluntarios que fortalezcan los informes precisos, justos y equilibrados. También insta a las empresas de medios de comunicación a ofrecer transparencia financiera y dice que la credibilidad de los medios resulta dañada si los grupos políticos buscan usar los medios como "voceros" para sus propios planes.

El IPI agrega que los grupos políticos deberían permitir a los periodistas informar libremente de acoso e intimidación. Una cultura de la impunidad, asesinato de periodistas y leyes penales de difamación han aumentado la autocensura, dijeron redactores y periodistas a la delegación.

La Fundación Maharat estudió el contenido noticioso de varias estaciones de radio y televisión y periódicos durante las elecciones parlamentarias en junio. El informe examina varias cláusulas de una ley electoral de medios que se promulgaron, en parte, para evitar que las instituciones de medios fueran demasiado lejos en "defender, atacar o refutar las opiniones y posturas que consideran una molestia para el partido político que apoyan". Concluye que le lay no llevó a los medios a sus normas.

El informe ofrece una crónica detallada de las filiaciones políticas en las estaciones de radio y TV y periódicos. El informe además comenta sobre las fuerzas políticas así como las ONG que participaron en el monitoreo de las elecciones.

La cobertura no estuvo equilibrada en lo absoluto, dice Maharat. Algunas instituciones de medios publicaron durante el periodo electoral resultados de encuestas que se encontró que eran erróneas, y hubo graves discrepancias en los resultados electorales anunciados por diferentes empresas de medios de comunicación, lo que creó un caos.

Último tweet:

On first anniversary of blocking, @RSF_inter restores access to its site in #Egypt https://t.co/Mx7FJf93N7 #RsfWebsiteIsBack