REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

OTAN lanza ataques aéreos contra empresa de medios de comunicación

Tres periodistas fueron muertos y 21 otros lesionados en Trípoli cuando aviones de guerra de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) bombardearon tres torres de transmisión el 30 de julio en un esfuerzo por sacar del aire a la televisión estatal. El Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization (UNESCO) han condenado el ataque.



Según la OTAN, "La TV estaba siendo usada como un componente integral del aparato del régimen diseñado para oprimir y amenazar de manera sistemática a civiles y para incitar ataques contra ellos. La creciente práctica de [El líder libio Muamar] Gadafi de emitir transmisiones flamígeras ilustra la política de su régimen de infundir el odio entre los libios, para movilizar a quienes lo apoyan contra civiles y desatar un baño de sangre".



En una carta a la OTAN, la CPJ ha pedido una explicación más detallada de la motivación tras el ataque, diciendo "estamos muy preocupados siempre que instalaciones de medios sean el blanco de un ataque militar. Tales ataques sólo pueden ser justificados bajo el derecho humanitario internacional si las instalaciones de medios están siendo usadas para propósitos militares o para incitar la violencia contra población civil”.



La CPJ solicita la presentación de evidencia de transmisiones específicas diseñadas para incitar a la violencia. La carta también pregunta si están planeados más ataques aéreos ya que el ataque inicial fracasó en detener a la televisión estatal.



La FIP dice que el bombardeo contraviene la resolución 1738 del Consejo de seguridad de la ONU, la cual condena los ataques contra periodistas, definiendo claramente los equipos e instalaciones de medios como locales civiles que no deben ser considerados un blanco de represalias militares.



"Nuestra preocupación es que cuando un bando decide eliminar a una organización de medios porque considera su mensaje propagandístico, entonces, todos los medios están en riesgo", declaró la FIP. "En situaciones de conflicto, la ley internacional es clara al establecer que los periodistas desarmados no pueden ser tratados como combatientes sin importar sus afiliaciones políticas".



La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, también se ha pronunciado contra el ataque sobre Al-Jamahiriya y sus instalaciones: "El ataque de la OTAN es también contrario a los principios de la Convención de Ginebra que establece el estatus civil de los periodistas en tiempo de guerra aun cuando se dediquen a la propaganda".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Tenuous relationship between govt and CSOs could be bridged with initiatives like AFIC's - https://t.co/uPJGlkxz9A… https://t.co/1luKSV0Qf5