REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Presidente advierte a periodistas que lo "injurian; grupos de derechos en riesgo

World Economic Forum/Eric Miller

El Presidente de Malawi intensificó su campaña para amenazar y desacreditar a los medios que no acaten la línea oficial, informan el Media Institute of Southern África (Instituto de los Medios de Comunicación del África Austral, MISA), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). La crítica a la cruzada del Gobierno hizo que el propio presidente de MISA-Malawi recibiera amenazas.

Una declaración con palabras fuertes publicada el 9 de marzo por la oficina del Presidente, la Casa del Estado, advirtió a los medios y las organizaciones de la sociedad civil contra los informes negativos deliberados e "injuriar" al presidente Bingu wa Mutharika, para impedir "suscitar el pánico innecesario entre los ciudadanos de Malawi y traer la anarquía [a] este país".

La "intención [de los medios] es crear una impresión de que Malawi es un estado fallido en temas de gobierno y que la supuesta situación está preocupando a los ciudadanos de Malawi y los donantes", afirma la declaración.

La declaración dijo que la Casa del Estado deseaba "dejar bien claro que no se quedará quieta y condonará esta impudicia" y adujo una ley de la era colonial que dice que los que violen la ley podrían enfrentarse a fuertes multas y hasta dos años de cárcel.

En la declaración, el Gobierno acusó a la oposición de pagar a redactores y reporteros para fustigar al Presidente, y criticó a ciertos programas de teléfono abierto que acicateaban a las personas que llamaban a hacer lo mismo.

También culpó a las redes sociales de injuriar al Presidente y afirmó que la Casa del Estado "vigila atentamente esas redes que son hostiles y probablemente descuidadas para denostar al Presidente".

En un llamado a Mutharika, RSF escribió: "Las acusaciones que presentó contra los medios noticiosos y el lenguaje intransigente y muchas veces severo que usó contra ellos tiene el efecto de estigmatizarlos y dar la impresión de que considera a los periodistas como sus peores enemigos".

El presidente del capítulo de Misa en Malawi, Anthony Kasunda, comenzó a recibir mensajes de texto amenazadores de una fuente no identificada dos días después de que su grupo dio a conocer una reacción oficial que pedía al Gobierno respetar a los medios como una plataforma para un debate valioso.

"[…] Los altos funcionarios ya tienen a su gente y saben lo divididos que están ustedes [los medios]. Sálvense mientras puedan", amenazaba una parte de un mensaje.

"Una cosa que (el presidente) Bingu odia es que lleguen noticias a los medios, especialmente las perjudiciales.[…] Le escribo principalmente para advertirle que pise con cuidado", decía un pasaje de otro.

En un incidente separado, dos días después de que se dio a conocer la declaración del Gobierno, Frank Mwenefumbo, director juvenil del gobernante Partido Progresista Democrático (DPP), pidió a los ciudadanos dejar de comprar, anunciarse e incluso leer periódicos que criticaran al Gobierno. Según RSF, en 2010, el Gobierno impuso una prohibición a la publicidad en periódicos propiedad del grupo Nation Publications Limited (que incluye "The Nation", "Weekend Nation", "Nation on Sunday" y "Fuko").

En otra instancia, el ministro de Salud, Jean Kalirani, se dirigió a un grupo de ciudadanos de Malawi residentes en el Reino Unido, para instarlos a no leer un sitio web de noticias de Malawi con sede en el Reino Unido porque "no escribe buenas noticias acerca del presidente Mutharika y el DPP". El ministro de Educación, George Chaponda, había hecho un llamado semejante en una iglesia en Nottingham, Inglaterra, unos cuantos meses antes, informó el sitio.

En este clima de amenazas, apenas la semana pasada, John Kapito, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Malawi, fue arrestado brevemente e interrogado sobre acusaciones de "imprimir y distribuir materiales sediciosos", como camisetas que supuestamente injuriaban al Presidente, informa Freedom House.

Se especula ampliamente que Kapito fue arrestado para impedirle testificar ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, donde el informe de derechos humanos de Malawi, que documenta graves infracciones a los derechos humanos supuestamente perpetradas por el Gobierno de Mutharika, se presentará como parte del proceso de Evaluación Periódica Universal.

Según el CPJ, la campaña gubernamental no es exclusiva de Malawi. "Los líderes africanos con frecuencia acusan a los medios críticos de ensuciar las relaciones con los donadores y obstaculizar el desarrollo económico", afirmó Tom Rhodes, asesor para África Oriental del CPJ, quien señaló las acusaciones del presidente ugandés Yoweri Museveni de que los medios eran "enemigos de la recuperación de Uganda" por cubrir las protestas encabezadas por la oposición debido a los altos precios de los combustibles.

Malawi registró la mayor caída de cualquier país en un solo año en el índice de libertad de prensa de RSF publicado en enero, al descender del lugar 79 en 2010 al 146 en 2011.

Último tweet:

Journalist Pascal Mayalla of Tanzanian newspaper Raia Mwema questioned by parliamentary committee in relation to st… https://t.co/5aHWPzbLCo