REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

GOBIERNO INVOCA BANDO DE SEGURIDAD PARA SUPRIMIR MANIFESTACIONES

La autoridades de Malasia deben liberar de inmediato a cinco líderes de etnia India, detenidos bajo la Ley de Seguridad Interna (ISA), que permite la detención sin juicio, dicen la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA), su asociado local el Centre for Independent Journalism (Centro de Periodismo Independiente, CIJ) y Human Rights Watch.

Cinco líderes de la Hindu Rights Action Force (Fuerza de Acción de Derechos Hindús, HINDRAF) fueron arrestados el 13 de diciembre y serán detenidos por hasta dos años debido a sus acciones que supuestamente amenazan la "seguridad nacional".

El mes pasado, la HINDRAF movilizó más de 10,000 indios étnicos hacia las calles de Kuala Lumpur para quejarse por la discriminación económica y racial en Malasia, lugar de etnias y religiones múltiples, dominada por malayos étnicos.

Aprobada originalmente para contener las amenazas a la seguridad durante la insurgencia armada comunista en los sesentas, la ISA ha sido usado en repetidas ocasiones para contener discusiones públicas sobre temas "delicados" y críticas al gobierno, dice SEAPA.

Permite una detención por 60 días sin orden de aprehensión, juicio ni acceso a un defensor. La detención puede extenderse hasta por dos años y ser prorrogada de manera indefinida, sin tener que presentar ninguna evidencia a los tribunales. Según Human Rights Watch, hasta septiembre de 2007, 87 personas habían sido detenidas bajo el ISA.

"Si la ley fue quebrantada, los transgresores deben ser acusados y recibir un juicio formal, no ser detenidos indefinidamente", dice Human Rights Watch.

HINDRAF trató de conseguir permiso para la manifestación del 25 de noviembre, pero fue negado por la policía de Kuala Lumpur, quien uso una orden judicial poco común que impedía el acceso a los manifestantes en ciertas localidades por siete días. Pero los manifestantes desafiaron la prohibición, lo cual condujo a choques violentos en las calles y al arresto de casi 400 personas, entre ellas 31 manifestantes a los que se les negó fianza y enfrentan varios cargos, incluyendo el de intento de asesinato.

Los recientes arrestos marcan una preocupante tendencia de un aumento en la intolerancia oficial: Los malayos comienzan a invocar su poco ejercido derecho a la libre asamblea como medio de expresión de sus quejas, de las cuales no reporta la línea de medios dominante.

"Al invocar ahora la ley, el gobierno parece tener la intención de crear un efecto intimidatorio sobre una ciudadanía que se hace oír cada vez más, la cual ha enfrentado las advertencias oficiales, arrestos y golpizas de la policía antimotines en su llamado para lograr reformas... vía peticiones y marchas", dice la SEAPA.

Más de 200 participantes asistentes al foro de "conocimiento para el desarrollo" firmaron una carta abierta, enviada al primer ministro Abdullah Badawi. Esta carta conmina al gobierno a que retire los cargos y otorgue el derecho a la libertad de asamblea y la expresión sin favoritismos.

Tan sólo la semana pasada, el 11 de diciembre, la policía malaya arrestó a 26 personas que formaron parte de una delegación de la sociedad civil enviada al Parlamento, para objetar enmiendas constitucionales propuestas. Una de ellas fue Gayathry Venkiteswaran, Directora Ejecutiva del CIJ. Los detenidos fueron liberados más tarde el mismo día, pero 17 de ellos se encuentran libres bajo fianza policiaca con una audiencia programada para fecha posterior de este mismo mes.

Visite estos vínculos:
- SEAPA: http://www.ifex.org/en/content/view/full/88714/
- CIJ: http://www.cijmalaysia.org/display_story.asp?ID=563
- Human Rights Watch: http://tinyurl.com/3b97tz
- Carta abierta: http://tinyurl.com/2jn6qy
- Informe 2007 de Amnistía Internacional (AI) sobre Malasia: http://tinyurl.com/2ve8wm
(18 de diciembre de 2007)

Último tweet:

More good news from #Malaysia, as a law imposing criminal penalties for supposed "fake news" is repealed by the new… https://t.co/JXME1YMPby