REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Gobierno alimenta tensiones por marcha a favor de elecciones limpias

Un manifestante malayo usa una banda de Bersih durante una marcha de oposición proscrita en 2007. Bersih 2.0 está programada para el 9 de julio de 2011
Un manifestante malayo usa una banda de Bersih durante una marcha de oposición proscrita en 2007. Bersih 2.0 está programada para el 9 de julio de 2011

REUTERS/Bazuki Muhammad

Una marcha a favor de las elecciones libres y justas todavía no ocurre, pero los que la están promoviendo o están informando sobre ella están siendo acosados y arrestados, informan el Centro para el periodismo independiente (CIJ), la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA), Human Rights Watch y otros miembros de IFEX. Los miembros pidieron al Gobierno de Malasia que permitiera la marcha del 9 de julio y que los periodistas cubrieran la noticia sin temor a represalias.

"La ofensiva del Gobierno de Malasia contra un grupo a favor de la reforma electoral muestra un profundo desprecio tanto hacia la libre expresión y como hacia el proceso democrático", acusó Human Rights Watch. "Los Gobiernos que eligieron a Malasia para un segundo periodo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU tal vez se sintieron embaucados".

Según Human Rights Watch, las elecciones generales no están programadas para Malasia hasta 2013, pero el Gobierno ha estrechado la represión sobre todas las actividades relacionadas con las elecciones.

El 29 de junio, las autoridades allanaron las oficinas de los principales organizadores de la marcha, la Coalición para Elecciones Libres y Justas (conocida popularmente como Bersih 2.0), un grupo de más de 60 organizaciones cívicas y de derechos que hacen campaña a favor de la reforma electoral en Malasia. Arrestaron a siete personas y confiscaron computadoras, equipo de oficina y materiales de campañas.

Según la SEAPA, más de 100 activistas han sido arrestados por usar camisetas de Bersih 2.0 y distribuir volantes desde que salió la convocatoria para la marcha.

Vea un video grabado el 29 de junio de 12 personas que estás siendo arrestadas por usar camisetas de Bersih 2.0 y entregar la bandera nacional (por la productora de video alternativa Jom Ubah Malaysia):



En una instancia, 30 miembros del opositor Partido Socialista de Malasia (PSM), entre ellos dos menores, fueron sacados de su autobús y arrestados mientras se dirigían a una marcha política en Penang el 25 de junio, informa Human Rights Watch. Fueron acusados de "hacer la guerra" contra el Rey de Malasia, lo que comporta hasta una pena de cadena perpetua por usar camisetas de exlíderes del Partido Comunista de Malasia y distribuir volantes de la campaña electoral.

Amnistía Internacional preparó una acción urgente para seis de ellos, que están detenidos sin cargos bajo la Ordenanza de Emergencia de Malasia, que permite a la policía retener a los detenidos durante 60 días sin examen judicial. Los otros 24 fueron liberados el 4 de julio pero acusados de asociación con Bersih 2.0, que no fue declarada una organización ilegal hasta después de su arresto. (Actúe a favor de los seis aquí (contenido en inglés).)

El Gobierno de Malasia, en lugar de responder positivamente al programa de reforma electoral de Bersih, que incluye acceso justo de todos los partidos políticos a los medios, comenzó lo que parece ser una campaña para desacreditar a la coalición y para atemorizar a los malayos que han pensado participar en la marcha del 9 de julio.

El ministro del interior, Hishammuddin Tun Hussein, dejó claro que el Gobierno no permitiría la marcha. El ministro de Información, Comunicación y Cultura, Rais Yatim, llamó al acto una "marcha malvada e ilegal", informa Human Rights Watch.

Según CIJ, el Gobierno está buscando perseguir a los líderes y activistas de Bersih usando leyes como la Ley de Policía de Malasia (según la cual se requiere un permiso para manifestaciones), la Ley de Sedición, y la Ley de Talleres de Impresión y Publicaciones (por poseer volantes y camisetas que apoyan a Bersih).

La SEAPA dice que además se he hablado de usar la Ley de Comunicaciones y Multimedia Actúe para cerrar sitios web que publiquen contenido considerado ofensivo y una amenaza para la seguridad nacional.

Hussein ha dicho repetidamente que las autoridades también pueden aplicar la draconiana Ley de Seguridad Interna (ISA) para perseguir a los organizadores. Según la ley, la policía puede detener a personas por hasta 60 días sin una orden judicial, juicio ni acceso a abogado. (La ISA se impone en el nivel de ministerios, mientras las peticiones de Ordenanzas de emergencias las hace la policía.)

"Hacemos hincapié en que invocar la ISA es una respuesta totalmente inadecuada y extremadamente desproporcionada a una asamblea legítima y pacífica", subrayó la SEAPA.

Incluso el primer ministro Najib Razak entró en la discusión y acusó a Bersih de tratar de "arrancar el ímpetu político" del gobernante Barisan Nasional (Frente Nacional), dice Human Rights Watch. Más recientemente, Razak también acusó a los organizadores de Bersih de cualquier caos que pudiera surgir de la manifestación, informa el CIJ, aunque las organizaciones con buenas relaciones con el Gobierno están proponiendo contramarchas el mismo día.

El Gobierno está usando también la prensa de la corriente dominante, casi en su totalidad bajo el control estatal, para despertar la hostilidad pública contra los organizadores y disuadir a la gente de asistir a la marcha. Los partidarios de Bersih han sido llamados "comunistas", "antiislámicos", y "financiados por grupos cristianos extranjeros". Algunos periodistas independientes han informado que fueron interrogados por la policía y atacados por simpatizantes del partido gobernante, sostiene la SEAPA.

La sociedad civil de Malasia ha expresado de manera general inquietudes por las irregularidades electorales en Malasia, entre ellas un fraude electoral descarado a favor de la coalición gobernante, dice Freedom House. La libertad de reunión, aunque está protegida por la Constitución de Malasia, con frecuencia está limitada con argumentos de mantener la seguridad y el orden público.

Aproximadamente 60,000 personas asistieron a una marcha anterior de Bersih, que llevó a un mejor desempeño de la comisión electoral en las elecciones de 2008, informa Freedom House.

Último tweet:

TODAY: The 11th Gathering in Istanbul for Freedom of Expression will be streamed on this YouTube channel on May 26-… https://t.co/U4SWWoKMKi