REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Prohiben nuevo libro de Irshad Manji, entre otros

Irshad Manji, a la derecha, con un fanático en el lanzamiento el 19 de mayo de
Irshad Manji, a la derecha, con un fanático en el lanzamiento el 19 de mayo de "Allah, Liberty and Love" en Kuala Lumpur, Malasia. Tenía planes para lanzarlo unos días antes pero dos universidades y una librería declinaron debido a presión de grupos religiosos y el Gobierno

irshadmanji.com

Human Rights Watch y la organización con sede en Malasia Centro para el Periodismo Independiente (CIJ) han criticado la decisión del Gobierno de proscribir un libro sobre el Islam liberal escrito por la activista musulmana canadiense Irshad Manji.

El 29 de mayo, el ministro del Interior Hishammuddin Hussein proscribió el libro "Allah, Liberty and Love" (Alá, libertad y amor") y dijo que era perjudicial para la moralidad y el orden público". El mismo día, unos 20 oficiales allanaron las oficinas de la casa editorial en malayo, ZI Publications, decomisaron el libro y arrestaron al propietario de ZI, Ezra Zaid, informa Human Rights Watch.

"Las autoridades de Malasia dicen que están protegiendo la moralidad al prohibir el libro de Manji, pero se trata de represión estatal a la antigua", dijo Human Rights Watch.

El CIJ dijo que era "un pretexto para el ejercicio desaforado del poder mediante con el disfraz del orden religioso".

Según los miembros, el viceministro del Interior Abu Seman Yusop dijo que el libro se prohibió porque podría "desviar a los musulmanes de su fe" e "insultaba al islam" y que había habido "numerosas quejas" en su contra.

Dijo que había actuado a partir de n informe del Departamento de Desarrollo Islámico (Jakim), que encontraron que el libro tenía elementos que "podrían confundir al público".

Según la Ley de Talleres de Impresión y Publicación, el ministro del Interior tiene "facultades discrecionales absolutas" para proscribir libros, desde la posesión hasta la reproducción y la distribución, dice Human Rights Watch.

Manji describió la prohibición como "un insulto a una nueva generación de malayos".

Manji había preparado un lanzamiento de "Allah, Liberty and Love" en un acto arreglado apresuradamente en Kuala Lumpur el mes pasado después de que otras dos sedes se negaron a albergar la presentación, según el editor local ZI Publications.

"Fantástico evento en KL! Excelente energía, excepto por 4 policías que dijeron a los que llegaron tarde que el evento estaba proscrito. Pero eso no nos detuvo. Felicidades a todos", escribió Manji en Twitter.

El CIJ, que firmó un llamado con más de una docena de otros grupos preocupados, señaló que la prohibición de libros no es algo nuevo. "La tendencia comenzó mucho antes con la prohibición de obras de Karen Armstrong, Salman Rushdie, Khalil Gibran, Irvine Welsh e Iris Chang, entre otros", dijeron los grupos en una declaración.

Señalan que la proscripción también se ha usado contra autores locales, como Faisal Tehrani y Kassim Ahmad y el caricaturista Zunar.

"La proscripción de libros es una medida draconiana que no solo es ineficaz sino contraria el espíritu de diálogo y compromiso que Malasia necesita desesperadamente", dijeron los grupos, que están pidiendo a las autoridades que dejen del todo de prohibir libros.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

As the country gears up for next week's election, our backgrounder looks at how the situation for human rights defe… https://t.co/qdCGriY61S