REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

Zulkiflee Anwar Haque a.k.a Zunar

Zulkiflee Anwar Haque, más conocido como el caricaturista Zunar, utiliza sus cómics como "arma para combatir la corrupción y el abuso de poder en el gobierno de Malasia". Esto le ha traído enorme popularidad, pero también ha dado lugar a la prohibición de siete de sus libros, detenciones, y juicios. En enero de 2017 será llevado a juicio, acusado de nueve cargos de sedición. Esto podría significar un aumento a 10 cargos y un cargo adicional de ser "perjudicial para la democracia parlamentaria" si las investigaciones iniciadas a finales de 2016 llevan a un procesamiento posterior.

Zunar, usando un traje de prisión y esposas de plástico, posa para los fotógrafos antes de lanzar su libro el 14 de febrero de 2015. AP Photo/Joshua Paul

En su discurso de aceptación en los Premios Internacionales de Libertad de Prensa del CPJ en Noviembre de 2015, Zunar dijo:

Quiero enviarles un mensaje claro a los agresores - pueden prohibir mis caricaturas, pueden prohibir mis libros, pero no pueden prohibir mi mente. Seguiré dibujando hasta la última gota de mi tinta.

Zunar comenzó de joven, mostrando un talento para la caricatura que le consiguió sus primeras caricaturas publicadas a los 11 años en una revista para niños. Por la década de 1980 ya estaba contribuyendo a la revista de humor popular, Gila-Gila, entre otras. Al comienzo su trabajo no era abiertamente político, pero, en 1998, se vio envuelto en el movimiento de protesta opositor Reformasi por el que pasó algún tiempo en la cárcel. Tras su liberación, Zunar decidió que a partir de entonces su enfoque estaría en las caricaturas políticas. Su agudo ingenio y talento para la sátira le ganó un público fiel, y se convirtió en un colaborador habitual de publicaciones independientes, en particular el sitio de noticias en línea, Malaysiakini.

Inevitablemente tal vez, Zunar se encontró en confrontación con la autoridad. En 2009 puso en marcha el bimensual Gedung Kartun (tienda de caricaturas), sólo para tener su primera edición incautada, aparentemente debido a que no había recibido un permiso de publicación, una afirmación que Zunar disputa. La revista había incluido dibujos sobre temas sensibles como la muerte sospechosa de un asesor político trabajando en la lucha contra la corrupción.

Luego, en septiembre de 2010, Zunar fue detenido durante dos días de investigación bajo la Ley de Sedición por otra colección de sus caricaturas, Carica-tú-fobia (Cartoon-o-phobia). Este libro fue prohibido por subversión criminal. Otra acusación de sedición se impuso contra Zunar en noviembre de 2014 por Conspiración para encarcelar a Anwar (Komplot Penjarakan Anwar). Él dice que la policía le exigió que proporcionara detalles del sistema de pago en línea que luego les daría acceso a los nombres de los que habían comprado el libro. Sus asistentes y su web manager también fueron interrogados, y los distribuidores del libro fueron amenazados. Sólo un mes antes, se habían aceptado las apelaciones de Zunar contra los ataques a sus libros en 2009 y 2010. El tribunal dijo que el gobierno había actuado "excesivamente" y que "ridiculizar a los políticos no pone en peligro el orden público".

Sin embargo, el acoso continúa. En febrero de 2015, Zunar fue nuevamente arrestado y retenido durante tres días bajo la Ley de Sedición, esta vez por sus tuits (@zunarkartunis) comentando sobre la condena de cinco años del político de oposición Anwar Ibrahim por actos indecentes. Si es declarado culpable, Zunar enfrenta hasta 43 años de prisión por nueve cargos de sedición por un solo tuit.

Luego, en septiembre 2015, se abrió otra investigación bajo la misma ley, con relación a su libro Supaman – Man of Steal. Esta vez no fue Zunar, sino su asistente de ventas en línea el que fue llevado para ser interrogado.

Luego, el 26 de noviembre de 2016, Zunar volvió a ser arrestado, esta vez en el festival literario Georgetown que se realiza anualmente en Penang. Fue liberado al día siguiente, pendiente de la investigación de los cargos de sedición, a condición de que se presente ante la policía todos los días hasta el 27 de diciembre. Las razones de su arresto se resumen en 20 caricaturas, en su mayoría satirizando la corrupción en el gobierno de Malasia. Si prosigue la acusación, este sería el décimo cargo de sedición en su contra que sería llevado a los tribunales. Justo un día antes de su detención en noviembre, Zunar se vio obligado a cancelar una exposición de sus caricaturas cuando unos 30 hombres entraron al lugar y atacaron verbalmente y físicamente al artista, destruyendo su trabajo. Los miembros del público intervinieron para detener el ataque, y se llamó a la policía antidisturbios para mantener el orden.

Existen dos temas presentes en el acoso a Zunar: 1) la Ley de Sedición, y 2) el hecho que sus webmasters y administradores de cuenta en línea sean los blancos. A pesar de los desafíos repetidos en cuanto a su constitucionalidad, la Ley de Sedición de 1948, un vestigio de la dominación colonial británica, está siendo cada vez más utilizada para penalizar la disidencia. Al mes de abril de 2015, 78 personas habían sido acusadas o investigadas bajo la ley desde principios de 2014. Los ataques contra el personal que detenta el acceso a los clientes en línea es un hecho preocupante ya que la amenaza de penalización que anteriormente se había limitado a los autores y editores, ahora se extiende a los lectores. En noviembre de 2016 un tribunal de apelación revisando otro caso de sedición dictaminó que una sección de la Ley de Sedición está en conflicto con el artículo 10 de la Constitución de Malasia que protege el derecho a la libertad de expresión. Este fallo ha sido sometido a la consideración del Tribunal Supremo y, de ser acordado, podría conducir a reconsiderar los cargos en contra de Zunar y de otros acusados de sedición por haber criticado al gobierno en los últimos años.

El compromiso incansable de Zunar para revelar las faltas del gobierno a través de su pluma, ha sido reconocido a nivel internacional. En 2011 se le concedió el Premio Coraje de la Red de Derechos de los Caricaturistas, el Premio Hellman Hammett de Human Rights Watch y Premio al Coraje por Luchar contra la Censura en Bilbao. En 2015, en su discurso de aceptación del Premio a la Libertad de Prensa Internacional del Comité para la Protección de los Periodistas, dijo: "... Yo [sigo] riendo y animando a la gente a reír conmigo. ¿Por qué? Porque la risa es la mejor forma de protesta."

Última actualización: 21 diciembre 2016

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

#Pakistan government's alleged leaking of citizens' private data is unacceptable - IFEX https://t.co/JiMfbyre6O @EFF @accessnow @privacyint