REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista asesinado había recibido lista de presuntos secuestradores de otro hombre cuyo secuestro investigaba

(CENCOS/IFEX) - A las 7:30 p.m. (hora local) del 23 de abril de 2007 fue encontrado el cuerpo del reportero y editor Saúl Noé Martínez Ortega, del medio de comunicación impreso "Interdiario Escorpión y Centenario" de Agua Prieta, estado de Sonora. Martínez Ortega fue secuestrado por un grupo de desconocidos en la madrugada del 16 de abril, en la ciudad de Agua Prieta, llevado en dos camionetas. Su cuerpo fue encontrado en un barranco que tenía 40 metros de profundidad, a 600 metros de la división entre Sonora y Chihuahua pasando la Sierra de Puerto San Luis del estado de Chihuahua.

En entrevista realizada por CENCOS, la directora del "Diario de Agua Prieta", Rosie Palomares, dijo que, "Al ser encontrado el cuerpo del Saúl Noé, fue difícil de reconocerlo, ya que estaba en estado de descomposición, por lo que supone fue asesinado el mismo día del 'levantón' a las puertas de la Dirección de Seguridad Pública del Municipio de de la Ciudad de Agua Prieta, Sonora, donde el reportero - supone - buscaba protegerse de sus agresores".

Palomares mencionó que la responsabilidad del asesinato se atribuye a la delincuencia organizada, ya que el periodista fue secuestrado por un grupo armado, y los testigos no ubican que hubieran sido policías. Por otro lado, es importante mencionar que Martínez Ortega también cubría la fuente policíaca, en la cual desarrollaba un trabajo en el que iba más allá de la información superficial de los hechos.

En una entrevista realizada por CENCOS, el hermano del editor, Erick Martínez, mencionó que es probable que el móvil de la muerte de su hermano fue por la investigación que estaba realizando por el secuestro del Sr. Juan Carlos Sánchez. La esposa de Sánchez le dio una lista de los posibles secuestradores de su marido, por lo que no se excluye que el asesinato sea obra de la criminalidad organizada.

Martínez Ortega fue encontrado sin vida a un metro donde habían asesinado al comandante de la Policía Judicial Ángel Borboa Canchola, un antiguo policía municipal de Agua Prieta, secuestrado en condiciones similares el 13 de marzo.

Palomares agregó que fue necesario realizar pruebas de ADN para reconocer el cuerpo de la víctima. Al ubicarse el tatuaje que tenía en el hombro derecho, con el nombre de su hijo mayor, se confirmó que se trataba del cuerpo de Martínez Ortega, según el Director de "Interdiario", hermano de la víctima.

CENCOS enfatiza que el asesinato ocurrió en el contexto del norte del país, en el cual varios periodistas han sido asesinados, frecuentemente a manos del crimen organizado, y que este asesinato tiene características similares a otros casos.

CENCOS exige a las autoridades del estado de Sonora, y al Presidente Felipe Calderón, que se lleven a cabo las investigaciones y se castigue a los responsables del asesinato de Martínez Ortega, y garanticen las condiciones necesarias para el ejercicio de libertad de expresión.

Último tweet:

Belarussian Association of Journalists calls on authorities to find and punish attackers of writer Siarhei Chaly. C… https://t.co/Og9yoyiksY