REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Cifras sitúan la libertad de expresión como derecho amenazado, según CENCOS

(CENCOS/IFEX) - Lo que sigue es un boletín de la prensa de CENCOS, con fecha del 2 de mayo de 2007:

Sobre las Garantías de la Libertad de Expresión en México: Saldo Pendiente

El ejercicio de la libertad de expresión es un indicador en los países sobre la consolidación de la democracia, ya que para los sistemas políticos es un elemento fundamental para generar las condiciones mínimas para el debate de ideas, pensamiento y de diálogos que caracterizan el reconocimiento de la diversidad y la pluralidad de las sociedades.

La libertad de expresión es un derecho humano que tiene varias vertientes y una de ellas es la referente al acceso [a los medios] y las condiciones necesarias para el desarrollo de la misma, para ser ejercida por los y las ciudadanas, así como para aquellos que ejercen este derecho en su desarrollo profesional cotidiano.

Los números en este tema tan delicado como el ejercicio de la libertad de expresión en México son alarmantes; los asesinatos de periodistas de diciembre de 2000 a diciembre de 2007, suman un total de 30. De los cuales durante el sexenio de Vicente Fox se dieron 28 y 2 en los primeros meses del periodo de Felipe Calderón en la Presidencia de la República.

Estas cifras sitúan a la libertad de expresión como un derecho amenazado, así como cuestionan la consolidación de un sistema político que se proclama con características democráticas.

Los asesinatos de periodistas pasan por violentar el derecho a la libertad de expresión, pero también pasan por un desencuentro de poderes fácticos en los que los grupos que participan en ellos donde se trastocan sus intereses. Los poderes fácticos son ubicados en espacios no formales en los que ciertos grupos de poder participan; ubicados en los medios de comunicación, en las redes de criminalidad, en los grupos religiosos, en las empresas monopólicas y en los grupos de poder político. Son capaces de ejercer presión sobre los otros grupos al igual que presionar sobre temas que les atañen o interesan.

Por lo nos pronunciamos por:

El Poder Ejecutivo, con el inició de un sexenio, debe pronunciarse de manera clara sobre el tema de libertad de expresión, el cual no ha sido contundente, ni explícito, pese al número de asesinatos [de periodistas y otros que ejerce este derecho] del 2007. Asimismo, deber atenerse a las recomendaciones hechas por la Comisión Interamerica de Derechos Humanos.

El Poder Legislativo debe reforzar y validar a las Comisiones Especiales de Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación, así como informar públicamente sobre los avances en investigaciones de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra Periodistas, y generar iniciativas y puntos de acuerdo para dar facultades y recursos para que las investigaciones tengan resultados. Además de pronunciarse públicamente sobre el tema.

Que el Poder Judicial debe generar las condiciones para que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Contra Periodistas tenga un posicionamiento en la opinión pública e informe sobre los avances de sus investigaciones, así como sancionar a los responsables de las agresiones, desapariciones y asesinatos.

En los últimos años se ha agudizado el clima de violencia y se ha hecho más palpable la corrupción y la lucha de la delincuencia organizada. No podemos seguir permitiendo la represión, tanto material como simbólica, en materia de libertad de expresión, porque esto es en sí, un mensaje de impunidad para aquellos grupos que violentan este derecho.

Último tweet:

Was Bangkok Post editor Umesh Pandey fired for mismanagement or political pressure? https://t.co/dd2wGlcueZ " I rat… https://t.co/uQoBOzADDd