REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Suspenden a dos agentes que agredieron a reportero en Sinaloa

(CEPET/IFEX) - Lo que sigue es un comunicado de CEPET, un miembro provisional de IFEX, con fecha del 10 de septiembre de 2007:

Suspenden a dos agentes que agredieron a reportero en Sinaloa

México, 10 de septiembre, 2007 - La Procuraduría General de Justicia de Sinaloa suspendió provisionalmente a los policías ministeriales Roberto Carlos Barceló Villagrán Torres y Jorge Zataráin, investigados por agredir al reportero gráfico Luis Fernando Nájera del diario "El Debate" y del semanario "Ríodoce".

Los oficiales están acusados de abuso de autoridad y privación ilegal de la libertad, por la agencia primera del Ministerio Público y la Fiscalía Especializada en Agresiones a Periodistas, de la Procuraduría General de la República (PGR).

Los hechos ocurrieron el 29 de junio 2007 mientras el fotógrafo cubría un operativo de la Policía Ministerial contra el robo de agroquímicos y medicamentos en Ahome, municipio de Sinaloa, estado del noroeste de México, según reportó el corresponsal del periódico "La Jornada", Javier Valdez Cárdenas.

Nájera fue agredido y despojado de su equipo fotográfico después de que captó con su lente que una persona fue golpeada por parte del grupo de reacción rápida mientras se realizaba el cateo. Al terminar el operativo, Nájera fue perseguido y amenazado de muerte por parte de un grupo de policías.

La reportera Irene Gonzáles Sánchez, compañera de trabajo de la víctima, señaló que al momento de presentar su denuncia ante la PGR, Nájera se encontró con uno de los policías ministeriales que lo había agredido, quien se negó a regresarle su equipo fotográfico. Además, fue detenido y encarcelado durante dos días, ya que según el agente, en su camioneta habían "encontrado un arma de fuego", propiedad de uno de los policías.

Nájera fue dejado en libertad después de cubrir una multa de 20,000 pesos (aproximadamente 2000 USD).

El reportero gráfico también presentó una denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Fiscalía Especializada en Delitos contra Periodistas.

Por su parte, la LVIII Legislatura del Congreso del Estado se solidarizó con la denuncia del reportero gráfico y aprobó un punto de acuerdo para dar seguimiento a los hechos.

El CEPET lamenta los sucesos y sostiene que las agresiones en contra de periodistas y medios de comunicación por motivo de su trabajo periodístico, representan un ataque en contra de la sociedad porque vulneran su derecho a estar informada. Al mismo tiempo, exhorta a las autoridades a que se realice una investigación a profundidad para que estos hechos nos queden impunes.

Último tweet:

تصاعد الحملة البوليسية في مصر يصل لحد اختطاف الصحفي والمدون المعروف وائل عباس @anhri https://t.co/ybE8qlbacd https://t.co/unhplnTx5q