REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

SUPREMA CORTE FALLA CONTRA PERIODISTA LYDIA CACHO

Los miembros de IFEX condenaron la decisión de la Suprema Corte de México tomada el 29 noviembre de que un gobernador local no violó los derechos de una periodista que había denunciado un círculo de pedofilia cuando hizo que la encarcelaran por cargos de difamación.

Los jueces dictaminaron que no había suficiente evidencia para demostrar dolo cuando la periodista independiente fue arrestada y detenida en diciembre de 2005 por órdenes del gobernador del estado de Puebla Mario Marín, a pesar de que había evidencia de que él y otros funcionarios públicos habían conspirado para hostigarla.

"La decisión de la corte es una derrota para los periodistas mexicanos", dijo Cacho tras enterarse del fallo. "Los jueces están enviando al país el mensaje de que los casos de este tipo ni siquiera se presentarán ante los tribunales".

Los miembros de IFEX y defensores de la libertad de prensa reunidos en la ciudad de México la semana pasada para analizar maneras de registrar y dar seguimiento a las agresiones contra periodistas y empresas de medios de comunicación en el país, condenan el fallo. El estado debería estar "garantizando las condiciones necesarias para ejercerla libertad de expresión", dijeron los miembros. En lugar de eso, el fallo "ofrece un incentivo para mantener la elevada incidencia de impunidad en el país".

Los miembros de IFEX fueron la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), el Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS), la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), ARTICLE 19 y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Cacho escribió en 2004 el libro "Los demonios del edén", en el cual acusaba a gobernadores, empleados públicos y empresarios mexicanos (entre ellos un empresario de Puebla)d e participar en una banda de pedofilia en Cancún. Sufrió acoso y numerosas amenazas de muerte debido a su trabajo.

En diciembre de 2005, Cacho fue arrestada sin explicación en su casa en Cancún por policías del estado de Puebla y llevada casi 1500 kilómetros hasta Puebla, donde fue encarcelada brevemente por cargos de difamación y liberada bajo fianza. Dice que fue insultada durante el viaje. Los cargos de difamación contra ella fueron retirados después.

Más tarde se dio a conocer a los medios noticiosos una grabación de audio de una conversación entre el gobernador Marín y el empresario local, en que se felicitaban mutuamente por el arresto de Cacho y se referían a ella en términos negativos. Pero el tribunal decidió excluir la grabación como evidencia, pues venía de una fuente desconocida.

Visite estos vínculos:
- Acción conjunta de IFEX: http://tinyurl.com/326vte
- Reunión en México: http://cencos.org/es/node/17390
- Reporteros sin Fronteras (RSF) sobre fallo de la Suprema Corte: http://www.rsf.org/article.php3?id_article=24607
- Blog de Lydia Cacho: http://www.lydiacacho.net/
- Alertas de IFEX acerca de México: http://tinyurl.com/388ljq
(4 de diciembre de 2007)

Último tweet:

Members of the press experienced surveillance as a part of a Philippine National Police policy for media accreditat… https://t.co/iQLNCS0Olc