REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Reportero brutalmente golpeado, amenazado de muerte por militantes del PRI en Chiapas

(CEPET/IFEX) - Militantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) golpearon y amenazaron de muerte al reportero Edi Darinel López Zacarías el 22 de enero de 2008, presuntamente por publicar información sobre hechos ilícitos y corrupción que involucraba a familiares de los agresores.

Los hechos ocurrieron en Unión Juárez, estado de Chiapas, ubicado al sureste de México. Tras la agresión, el reportero de los periódicos "El Orbe", "Diario de Chiapas", "Chiapas Hoy", así como de la agencia ASICH, tuvo que ser trasladado al hospital donde fue atendido de lesiones de fractura de pómulo y traumatismo con edema en un ojo.

De acuerdo con información que su hermano José Antonio hizo circular, el comunicador pudo reconocer a sus agresores como Milton Ramírez García, hijo del ex Presidente Municipal Noe Ramírez Chávez y de la ex candidata del PRI a alcalde en las pasadas elecciones municipales, Guadalupe García Muñoz. Asimismo también lo acompañaban Fernando de Jesús Sánchez Gómez, Walberto Martínez López, Luis Mérida Roblero y Gilberto Alexander Mérida Roblero.

Después de recibir atención médica el reportero presentó la denuncia ante el ministerio público, quien inició la averiguación previa 04/024/2008 por los delitos de pandillerismo, lesiones y amenazas, informó el periódico "El Orbe" del 25 de enero.

El reportero había publicado noticias sobre presuntos actos vandálicos, de corrupción, fraude, homicidio, delincuencia organizada y enriquecimiento ilícito de la familia Ramírez García y Ramírez Chávez.

"Te metiste con mi familia a difundir cuestiones delicadas que le afectaron la vida política de mi mamá"; "Por tus pinches notas hoy mi jefa no es la presidenta municipal", le dijeron.

Esta no es la primera ocasión en la que el reportero fue golpeado por los mismos agresores, ya que el 25 de diciembre de 2007 también fue golpeado y la autoridad tenía ya conocimiento de ello.

Uno de sus agresores en aquella ocasión, Gilberto Alexander Mérida Roblero, fue detenido y acusó a la familia Ramírez García de ser los autores intelectuales del ataque. El detenido fue liberado unos días después por la policía.

El CEPET lamenta los hechos y exhorta a las autoridades competentes a que los agresores sean detenidos y sancionados conforme a la ley para que su delito no quede en la impunidad, ya que ello sería una pésima señal para la libertad de expresión y el derecho que tiene la sociedad a estar informada.

Último tweet:

قالت "هيومن رايتس ووتش" إن قوى الأمن الداخلي اللبنانية أوقفت ناشطا حقوقيا بارزا في مجتمع الميم، وضغطت عليه لإلغاء… https://t.co/QpNf2RnXRj