REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista golpeado por policía, detenido brevemente por cubrir desalojo en Veracruz

(CEPET/IFEX) - La tarde del 18 de mayo de 2008, el reportero de "Milenio Diario" Víctor Manuel Báez Chino acudió a las instalaciones de la Fiscalía Especializada en Delitos Cometidos por Servidores Públicos (FESP) de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) con la intención de interponer allí una denuncia en contra del coordinador de la Policía Intermunicipal Veracruz-Boca del Río (PIVB), Arturo Paredes Guevara, y el titular de la Subsecretaría "B" de Seguridad Pública, Remigio Ortiz Olivares, y quien resulte responsable de los abusos cometidos en su contra cuando cubría la información del desalojo de transportistas registrado el 16 de mayo en el puerto de Veracruz.

Personal de la FESP le indicaron que debía interponer su denuncia en la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, encabezada por Mario Delfín Domínguez y comisionada para conocer de denuncias en donde haya periodistas o comunicadores involucrados en el libre ejercicio de su profesión.

Por lo anterior se trasladó hasta allí, siendo Juan Carlos Quintos Dártiz el encargado de tomarle la declaración, con la cual dio inicio a la investigación ministerial 29/2008/PC, iniciándose en contra de los servidores públicos anteriormente señalados y quien resulte responsable de los hechos denunciados que podrían encuadrar en los delitos de abuso de autoridad, robo, lesiones y privación ilegal de la libertad.

Durante su declaración Báez Chino refirió que al grito de "ese . . . está sacando fotos", cuatro uniformados se le fueron encima golpeándolo para detenerlo, esto a pesar de que les hizo mención de que era reportero y que cubría el desalojo.

Posteriormente, relató que fue trasladado a los separos (celdas) de la PIVB donde volvió a identificarse como periodista, sin embargo, hicieron caso omiso y lo despojaron de su teléfono celular con el que grababa los hechos.

Báez Chino permaneció detenido sin saber de qué se le acusaba y el motivo por el cual había sido detenido por espacio de una hora, y ante la insistencia de compañeros reporteros que hicieron acto de presencia en los separos, lograron que fuera liberado.

A pesar de que le devolvieron su teléfono celular al salir de ahí, se percató de que le fueron borrados las imágenes y los videos que logró grabar del desalojo.

Se informó que será en los próximos días cuando el Ministerio Público solicitará un informe de quienes participaron en la detención del periodista y cuál fue el motivo de su detención para fincar responsabilidades.

Último tweet:

Philippines: Speak truth to power, keep power in check https://t.co/3JnxMnJ4WY "... the paramount duty of a free pr… https://t.co/hXI00qT2Bs