REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Informe especial del CPJ destaca el aumento en el número de desapariciones de reporteros

(CPJ/IFEX) - Lo que sigue es un comunicado de prensa del CPJ, con fecha del 30 de septiembre e de 2008:

Los Desaparecidos
Un informe especial del CPJ: Reporteros están desapareciendo en México. ¿En quién se puede confiar para investigar sus casos?

Nuev1a York, 30 de septiembre de 2008 - En México, el crimen organizado intenta desde hace tiempo silenciar a la prensa asesinando a periodistas a balazos, a plena luz del día y en calles céntricas. Pero en un nuevo informe especial, "Los Desaparecidos", el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) reveló que los enemigos de la prensa están utilizando una nueva táctica: la desaparición de reporteros.

Siete periodistas mexicanos han desaparecido desde 2005, una cifra casi sin precedentes en el mundo durante los 27 años de historia de documentación del CPJ. México ya es considerado uno de los países más peligrosos para periodistas en el mundo, con 21 reporteros caídos desde el año 2000 y al menos siete de ellos en represalia directa por su trabajo. Pero el aumento en el número de desapariciones sugiere un cambio importante en los peligros que enfrenta la prensa mexicana.

En el informe, difundido hoy, el CPJ examina la posible participación de policía y funcionarios públicos locales en esta sucesión de desapariciones. Según las investigaciones del CPJ, por lo menos cinco de los reporteros desaparecidos investigaron vínculos entre funcionarios de gobiernos locales y el crimen organizado antes de desvanecerse. Alfredo Jiménez Mota, por ejemplo, un ex boxeador de 110 kilos de peso, era un reportero agresivo y ambicioso que sacó a la luz las operaciones de grupos criminales y de funcionarios públicos que, según afirmaba, estaban relacionados con las bandas. Jiménez salió una tarde a reunirse con una "fuente nerviosa" y jamás regresó.

Hoy, los siete casos de desapariciones siguen sin resolverse y sin pistas firmes. Dado que los casos de personas desaparecidas por lo general son considerados crímenes del fuero común, investigados por la policía local, sólo una de las desapariciones está siendo investigada por las autoridades federales en la Ciudad de México. El CPJ ha instado a México a federalizar los crímenes contra la libertad de expresión.

Como consecuencia de las desapariciones existe mayor autocensura entre los reporteros mexicanos que cubren la fuente policíaca. Un reportero confesó que alguna vez disfrutaba cubrir la fuente de justicia porque lo ponía "en medio de la acción". Ahora, en cambio, señaló que se mantiene a distancia y observa cómo la prensa evita informar sobre el crimen organizado en Tabasco.

El informe está disponible en línea y aparecerá en la próxima edición de la revista del CPJ "Dangerous Assignments".

El CPJ es una organización independiente sin ánimo de lucro radicada en Nueva York, y se dedica a defender la libertad de prensa en todo el mundo. Para más información, visite http://www.cpj.org

Último tweet:

#Iran: Free prominent human rights lawyer Nasrin Sotoudeh https://t.co/Z3dcexbomE @GulfCentre4HR