REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Detienen a dos miembros de organización civil por asesinato del periodista Bradley Will

(CEPET/IFEX) - Juan Manuel Martínez Moreno, simpatizante de la organización Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), ha sido consignado ante un juez como el homicida material del periodista estadounidense Bradley Will.

De igual forma, Octavio Pérez Pérez fue detenido, acusado de encubrimiento, y quedan pendientes otras órdenes de aprehensión contra otros nueve simpatizantes de la APPO, solicitadas por la Procuraduría General de la República (PGR), según informó la misma dependencia.

Will, de la agencia de medios independientes Indymedia, fue asesinado a balazos en el estado de Oaxaca, al sudeste de México, el 26 de octubre de 2006 mientras cubría un conflicto entre la sociedad civil y el gobernador de la entidad.

En el momento de la agresión Will filmaba un enfrentamiento entre policías municipales y miembros de la APPO. El periodista se ubicaba del lado de los civiles cuando fue baleado.

La procuraduría de Oaxaca señaló a los miembros de la APPO como los presuntos responsables del asesinato al asegurar que, de acuerdo con sus investigaciones, el periodista recibió un disparo por un costado a una distancia menor a dos metros y posteriormente otro cuando era trasladado a un vehículo que lo llevaría al hospital.

El caso fue investigado también por la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra Periodistas de la PGR.

El 26 de septiembre de 2008 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al gobernador y Congreso del estado de Oaxaca y a las procuradurías federal y estatal, al considerar que se incurrió en irregularidades en la investigación del asesinato del periodista.

De acuerdo con los peritajes de la CNDH, el comunicador recibió dos disparos consecutivos desde un mismo punto, a una distancia de entre 35 y 50 metros, y el agresor se ubicaba de frente.

La dependencia subrayó las inconsistencias halladas en el trabajo de los peritos de la PGR que inicialmente establecieron que la distancia de disparo fue de 30 a 60 centímetros, y posteriormente señalaron, "sin sustento en evidencias", que fue de entre dos y diez metros.

Por otra parte, la CNDH señaló que la PGR imputó los disparos a personas integrantes de la APPO, sin aportar indicios; transcribieron diálogos del video en sus dictámenes sin cotejarlos con muestras de voz; descartaron sin más que el disparo se haya realizado a más de 32 metros aunque un tirador experto (perito) demostró que podía hacer blanco a esa misma distancia; en el análisis de audio únicamente se determinaron los decibeles de las detonaciones.

Sin embargo la PGR sostuvo la hipótesis, al anunciar la detención de Martínez Moreno y Pérez Pérez, de que el periodista recibió dos impactos de bala de la misma arma a dos metros de distancia. El primero de ellos lo recibió de frente y el segundo en la espalda cuando yacía en el suelo.

Funcionarios de la CNDH señalaron que la PGR desconocía con esta detención sus observaciones y anunciaron que preparan un extrañamiento contra el gobernador de Oaxaca, el Congreso y las procuradurías por no tener una respuesta oficial de éstos a su recomendación.

Actualiza el caso Will: http://www.ifex.org/es/content/view/full/97411

Último tweet:

Covering LGBTQ issues brings risk of threats and retaliation for journalists and their sources… https://t.co/PWBSuBwE4F