REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Denuncian reporteros despido arbitrario después de denunciar prácticas periodísticas poco éticas

(CEPET/IFEX) - Reporteros del diario "Despertar" de Oaxaca denunciaron haber sido despedidos luego de exhibir cómo el director general del rotativo, Alfredo Martínez de Aguilar, puso en riesgo la integridad física de dos colegas, anteponiendo sus intereses personales. El hecho ocurrió en Oaxaca, al sur de México.

Además, los periodistas aseguraron que los directivos de la publicación constantemente mutilan y tergiversan la información generada por ellos o piden escribir notas por consigna.

El 20 de septiembre de 2009, el director general del diario encomendó a los reporteros Carina García y Luis Cruz Hernández cubrir una asamblea de ejidatarios en el municipio de Santa Cruz Xoxocotlán, donde él también es ejidatario.

Martínez de Aguilar se presentó a la reunión acompañado de cuatro personas que portaban armas de fuego. De acuerdo con los asistentes, el directivo impidió la realización de la asamblea, amagó a los presentes con pistola en mano y despojó al secretario y al tesorero ejidal de la lista de asistencia y de una fuerte suma de dinero. Los acontecimientos fueron denunciados ante la delegación de la Procuraduría General de la República.

En días previos, "Despertar" publicó notas periodísticas adversas sobre integrantes del Comisariado Ejidal, firmadas por el reportero Juan Carlos Zavala, pero "compuestas por el director", sin darles a los aludidos derecho de réplica, denunció la también reportera Blanca Padilla García.

En su enojo, los ejidatarios se fueron contra los reporteros de "Despertar", quienes al ver amenazada su seguridad optaron por retirarse del lugar. Sin embargo, Martínez de Aguilar les llamó por teléfono para ordenarles que permanecieran en el lugar.

Al enterarse de lo ocurrido, el resto de los reporteros del diario exigió en conjunto a Martínez de Aguilar garantías en el desarrollo de su trabajo y respeto a la libertad de información, a lo que éste respondió con insultos y, posteriormente, con hostigamiento laboral.

"Se molestó mucho. Se fue contra Carlos (Zavala), le dijo que era un traidor, que estaba planeando algo en su contra y lo amenazó. Le dijo que se cuidara, porque quien se la hacía, se la pagaba", destacó Padilla.

El 6 de octubre, los comunicadores hicieron pública su situación mediante un comunicado, el cual hicieron llegar a medios de comunicación, organizaciones civiles y a los propios socios del rotativo, quienes de acuerdo con colegas de otros medios, son en su mayoría funcionarios del gobierno estatal, encabezado por el priísta Ulises Ruíz.

Como consecuencia de esto, el 14 de octubre García, Zavala y Padilla, además de otro reportero, Francisco Ramírez, fueron despedidos de "Despertar". Cuando Zavala intentó entrar a la redacción para recoger sus cosas, un elemento de la Policía Auxiliar Bancaria, Industrial y Comercial asignado a la empresa editorial, le impidió el paso. Como el comunicador insistió en recoger sus propiedades, éste lo disuadió apuntándole con su arma de cargo.

De acuerdo con la versión proporcionada al CEPET por Padilla García, otros tres reporteros dentro del diario han recibido amenazas de despido.

Último tweet:

Secuestran y golpean a periodistas en #Perú. Una situación que empieza irse de las manos en el país andino.… https://t.co/ic2SYw8IMo