REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Elementos del ejército cometen abusos contra camarógrafo

(CEPET/IFEX) - Elementos del Ejército Mexicano agredieron y amenazaron con fabricar delitos a un camarógrafo del Canal 44 de televisión (cuyo nombre se mantiene en reserva), mientras éste intentaba grabar la detención de supuestos delincuentes en una colonia popular de Ciudad Juárez, Chihuahua (norte).

Los hechos se registraron la tarde del 22 de marzo de 2010 cuando el reportero llegó a bordo de un vehículo propiedad de la televisora (con logos y nombre de la empresa visibles) al cruce de las calles Presidente Miguel de Madrid y Bambú, colonia Héroes de la Revolución, donde supuestamente minutos antes se había registrado un homicidio. Al no encontrar nada, se adentró por Bambú, donde finalmente advirtió la presencia de varios soldados que se trasladaban en las unidades 0878305 y 0878364 de la Secretaría de la Defensa Nacional, y quienes realizaban el arresto de presuntos delincuentes.

De acuerdo con la versión del propio camarógrafo, al notar su presencia, el comandante a cargo se acercó y con palabras altisonantes comenzó a interrogarlo sobre sus razones para estar en el lugar: "¿Qué, los vas a interrogar? ¿Eres autoridad o qué? ¿Quién te habló? ¿Los vienes a proteger?" Junto con otros tres de los elementos a su cargo, el militar quiso obligarlo a bajarse de su unidad, por lo que el informador, como una medida de protección, lanzó un mensaje de auxilio a otros reporteros a través de su radio personal.

Lo soldados reaccionaron, arrebatándole el radio e intentando hacerlo subir a una de las camionetas en las que llevaban a los detenidos. El reportero de Canal 44 alcanzó a tomar su equipo de video de la parte trasera del vehículo en el que viajaba y comenzó a grabar el incidente, el cual fue hecho público por la televisora el 23 de marzo, dentro del espacio del noticiario nocturno, donde se transmitieron las imágenes.

En ellas se observa cómo uno de los elementos del ejército le ordena repetidamente soltar la cámara, mientras otro sugiere subirlo a una de las camionetas. "¿Por qué me voy a subir?", pregunta el periodista, "¿Porque me están ordenando, no más por eso?," se escucha decir al militar, quien insiste en la amenaza, "Súbete. ¿Tú crees que no te puedo subir?"

El intercambio y el forcejeo continúa durante varios minutos en los que se escucha a los uniformados decir insistentemente, "Ya súbelo", mientras otro lo encara, "Chingada madre. ¿Tú quién eres? ¿Qué vienes a interrogarnos? Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo". El camarógrafo vuelve a decirles que trabaja para un medio de comunicación, pero los soldados responden, "¿Y eso qué?"

En la parte final de la grabación, antes de lograr silenciar el micrófono de la cámara, uno de los agresores le dice que lo van a detener por lo que lleva en el vehículo, implicando que ha cometido un delito. "¿Pero qué traigo en la camioneta?", les pregunta el camarógrafo. "Ah, pues ahorita que lo filmen. Ahorita vas a salir en la tele", le advierte éste.

En entrevista con el CEPET, el periodista explicó que los soldados desistieron de su intención al notar la llegada de reporteros de los canales 2 y 5, quienes acudieron a su llamado de auxilio. Aseguró que físicamente se encuentra bien, aunque con algunos moretones y una lesión leve en la mano derecha, resultado de los forcejeos.

Canal 44 presentó ya una queja ante la Secretaría de la Defensa Nacional, la cual aseguró mediante un comunicado fechado el 24 de marzo que se están llevando a cabo las investigaciones correspondientes. Directivos de la empresa confirmaron que están a la espera de la respuesta que dé la dependencia en torno al incidente. En caso de que ésta no sea satisfactoria se reservaron el derecho de emprender una acción legal.

Último tweet:

Members of the press experienced surveillance as a part of a Philippine National Police policy for media accreditat… https://t.co/iQLNCS0Olc