REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista presenta queja después de ser golpeado y encañonado por policías federales

(CEPET/IFEX) - Hugo Alfredo Olivera Cartas, corresponsal del diario "La Voz de Michoacán", fue golpeado y amenazado con armas largas por elementos de la Policía Federal, el 18 de febrero de 2010, en la comunidad de Chiquihuitillo, en el municipio de Apatzingán, Michoacán (occidente de México).

De acuerdo con la queja CEDH/MICH/1/023/02/10-DI, presentada por el periodista ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), el incidente se presentó alrededor de las 19:00 horas, cuando se encontraba en las instalaciones del 51 Batallón de Infantería, donde se enteró de un enfrentamiento a tiros entre agentes federales y presuntos sicarios del narcotráfico.

Olivera Cartas decidió seguir a los militares que salieron en apoyo de las fuerzas policiacas. Sin embargo, al llegar a la desviación que conduce a la comunidad de Chiquihuitillo, sobre la carretera Apatzingán-Cuatro Caminos, el mando militar le pidió esperar prudentemente en el lugar a un segundo convoy. Ellos irían antes - le explicó - para asegurar la zona y que él pudiera hacer su trabajo sin poner en riesgo su integridad.

"Minutos después pasó un convoy de la Policía Federal, las últimas dos camionetas de dicho convoy se detuvieron (. . . ), se regresaron hasta donde me encontraba estacionado. Luego los elementos cortaron cartucho, me apuntaron y ordenaron que me hincara, que pusiera mis manos en mi nuca. No omito señalar que traía puesta una playera del periódico para el cual trabajo, misma que en la parte de la espalda trae la leyenda de Prensa, al igual que el vehículo en que me transportaba", dijo en su declaración ante el organismo defensor de derechos humanos.

"Después de que me tuvieron con las manos en la nuca e hincado, llegó un policía federal y me pateó la espalda hasta que me tiró al suelo y ahí me empezaron a golpear entre dos policías. Luego llegaron elementos del Ejército Mexicano y como me conocen, les pidieron que me dejaran, para después rescatarme de los policías federales que me golpeaban y finalmente me pusieron a salvo."

El periodista señaló como responsables de la agresión a los elementos de la patrulla 10858 de la Policía Federal, los cuales, dijo, también maltrataron al fotógrafo Alfredo Evangelista Doñan y otros reporteros.

De acuerdo con el visitador regional de la CEDH, Erick Alejandro González Cárdenas, la queja del corresponsal fue turnada a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, debido a que su instancia no tiene competencia en el caso, pues la autoridad involucrada en los hechos es del ámbito federal.

Último tweet:

RT @cchrcambodia: #HRD and land activist #TepVanny has been released tonight, after more than 2 years of unjust imp… https://t.co/dNfBmm7rkN