REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Militares impiden a reportero hacer su trabajo y amenazan con detenerlo

(CEPET/IFEX) - México, 4 de mayo, 2010 - Efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional obstaculizaron el trabajo de un reportero del diario fronterizo "El Mexicano" (cuyo nombre se mantiene en reserva) y amenazaron con llevarlo detenido, el 2 de abril de 2010, mientras tomaba fotografías en Villa Ahumada, Chihuahua (norte de México) como parte como de un trabajo especial sobre abusos a turistas durante la Semana Santa.

La versión, confirmada por el CEPET, asegura que el enviado captaba algunas imágenes en la cabecera municipal de Ahumada, específicamente la de un vehículo que remolcaba una lancha, cuando militares, a bordo de una camioneta blanca, se estacionaron a unos metros de ahí, frente a un local de comida en el cruce de las calles Miguel Ahumada y Héroes del Carrizal.

Al notar al periodista, al menos dos uniformados con el rostro cubierto por pasamontañas cruzaron la calle y dirigiéndose a él con palabras altisonantes comenzaron a interrogarlo: "¿Por qué tomas fotografías? ¿No sabes que primero hay que pedir permiso por escrito?"

El reportero de "El Mexicano" les explicó que era periodista y que no estaba enterado sobre la necesidad de portar un permiso. "Pues ya lo sabes, cabrón. ¿Qué no sabes como están las cosas? Cualquiera puede ser narcotraficante. Además, identifícate y entrega la cámara", ordenaron los soldados.

El periodista rechazó entregar su equipo e hizo ver a los militares que su trabajo no tenía que ver con ellos, pero uno de ellos insistió: "Somos militares, cabrón. Dame la cámara si no traes permiso". De nuevo, el reportero se negó: "Así como cualquiera puede ser narcotraficante, también cualquiera puede ponerse un traje camuflado. ¿Yo cómo sé que ustedes son militares?".

"Mira mi rifle. Soy militar y si me tomaste una foto te llevamos", volvió a amenazarlo el elemento de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). No obstante, el reportero cuestionó a los uniformados sobre por qué viajaban en un vehículo particular y sin matrícula. "Te vale madres y mejor vete, si no, te llevamos, volvieron a advertirle.

Según el reportero, el episodio terminó cuando otros uniformados llamaron desde la camioneta a sus compañeros. Mientras caminaban en dirección de éstos, los agresores volvieron la cabeza para gritarle una última vez "estás advertido, cabrón". Propietarios de los locales de comida cercanos confirmaron que se trata de elementos del Ejército Mexicano asignados al cuidado de un gasoducto, por lo que el reportero interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Chihuahua por el incidente.

Último tweet:

In May this year, a UAE court sentenced @Ahmed_Mansoor, an award-winning human rights defender, to 10 years in pri… https://t.co/Cd96HDRVG3