REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Informe de CPJ dice que violencia contra la prensa es una crisis nacional

Un sistema de justicia controlado por delincuentes ha creado un entorno de autocensura omnipresente en que las empresas de noticias abandonan el reportaje de investigación y la cobertura diaria básica de los delitos y la corrupción en México, dice un nuevo informe del Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). "Silencio o muerte en la prensa mexicana" dice que una impunidad sistémica se enraizó en los ambientes estatales y locales.

Ventidós periodistas han sido asesinados desde que el presidente Felipe Calderón Hinojosa llegó al poder en diciembre de 2006. Al menos ocho periodistas fueron asesinados por informar de delitos y corrupción. Los periodistas amenazados no reciben apoyo de la policía local. Los traficantes de droga refuerzan la censura con amenazas, ataques y coimas,mientras muchos reporteros aceptan sobornos de algún cartel para distorsionar o detener la cobertura.

El sistema de justicia penal no ha procesado con éxito más de 90 por ciento de los delitos relacionados con la prensa en la última década, dice el informe. El CPJ encontró que los fiscales del Estado y la policía llevan a cabo un trabajo negligente usando métodos ilegales, entre los que está la coerción de testigos y la fabricación de pruebas.

El CPJ y otros defensores de la prensa apoyan amplias reformas para incorporar los crímenes contra la libre expresión al Código Penal federal y hacer a las autoridades federales responsables de investigar y procesar los ataques contra la prensa.

Último tweet:

Bangladesh: Under the proposed Broadcasting Bill, the government can punish media outlets that publish material dee… https://t.co/vLYNxdj5bu