REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Reportera vuelve a ser hostigada por su trabajo periodístico sobre la construcción de una represa

(CENCOS/IFEX) - México D. F., 4 de abril de 2011 - El 28 de marzo de 2011 la periodista Jade Ramírez Cuevas, ganadora del premio Rey de España, fue agredida por tercera vez en menos de un año. La labor informativa que ha realizado sobre el proceso organizativo que han desarrollado los pueblos Temacapulín, Acasico y Palmarejo contra la construcción de la represa El Zapotillo en el estado de Jalisco (occidente), le ha costado varios tipos de agresión, entre ellas amenazas de muerte el año anterior.

En esta ocasión, la periodista fue hostigada en el marco del plantón que las y los pobladores mantienen para frenar la construcción de la represa. Compartió en entrevista para CENCOS que un ingeniero de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), instancia gubernamental que lleva a cabo el proyecto, tomó fotografías de las placas y del auto de la también locutora de Radio UDG y cuanto esta le interrogó al respecto, el empleado de Conagua le respondió que había obstruido las vías a la comunicación, además de que había ingresado al área con "lujo de violencia" y que por eso tomaba las fotos, versión que negó la periodista.

Al siguiente día, el funcionario de la Subsecretaría de Asuntos Internos del Gobierno de Jalisco, Javier Lechuga, se presentó ante los pobladores para entablar un dialogo con ellos, en ese acto, según relata Ramírez, se encontraban más periodistas a los que el funcionario respondió preguntas. Sin embargo, cuando la periodista intentó hacerle preguntas, el funcionario respondió "no, a ti no te voy a dar entrevista por cómo la pides, ya te conozco y te tengo ubicada". Ramírez ha denunciado que desde el año anterior ha sufrido impedimentos informativos y hostigamiento reiteradamente.

La periodista vincula las actitudes de los funcionarios con la labor informativa que realiza sobre el proceso de organización de las comunidades así como de las irregularidades que presenta el proyecto de la represa El Zapotillo, mismo que de construirse inundará a los pueblos mencionados y viola derechos humanos, elementos que quedaron plasmados en la recomendación 35/2009 de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Jalisco (CDHEJ) en el año 2009.

En abril del 2010, ARTICLE 19 y CENCOS emitieron una alerta sobre las amenazas que había sufrido Ramírez, en la que hizo un llamado a las autoridades a investigar y sancionar a los responsables de estas agresiones; sin embargo, hasta la fecha no hay resultados.

Las amenazas e intimidaciones contra comunicadores y comunicadoras sociales violan los derechos humanos individuales y colectivos y coartan la libertad de expresión, como recoge el principio 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. La libre manifestación de ideas permite que las sociedades avancen en la construcción de diálogo, lo que a su vez, permite el desarrollo de una cultura política y participativa necesaria en la consolidación de un Estado democrático.

CENCOS manifiesta su preocupación por las reiteradas agresiones contra Ramírez y exhorta a las autoridades del estado de Jalisco a garantizar el derecho a la libertad de expresión y el derecho de los pueblos a estar bien informados así como fomentar en las y los funcionarios públicos el respeto a la labor periodística.

CENCOS llama al Estado mexicano a cumplir con sus obligaciones de investigar de manera efectiva las violaciones al derecho a la libertad de expresión y sancionar a quienes resulten responsables para que estas no se repitan como en el caso de Ramírez.

Último tweet:

Con la ley también se puede cercenar la libertad. En #México presentaron en el Senado iniciativa que criminaliza la… https://t.co/jZOXCb4Mvj