REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Encuentran muerto a periodista desaparecido; bombardean periódico

Noel López Olguín
Noel López Olguín

Las bandas de delincuentes mexicanas están usando diversas tácticas para presionas a la prensa para que no informe de sus actividades, entre ellas asesinar a periodistas críticos. Un periodista que desapareció en marzo fue encontrado enterrado en una tuba en el estado de Veracruz el 1 de junio, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Writers in Prison Committee (Comité de Escritores en Prisión, WiPC) de PEN Internacional. Noel López Olguín era conocido por criticar la corrupción local en sus artículos.

En un ataque separado dos días antes en el estado de Coahuila, en el norte del país, se lanzó una granada a la sede de un periódico que denunciaba el crimen organizado y la corrupción, informan la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y otros miembros de IFEX.

López era columnista para el periódico "La Verdad de Jáltipan", y fue secuestrado el 8 de marzo por pistoleros en dos vehículos. Su cuerpo fue encontrado después de que un capo del crimen organizado arrestado por el ejército mexicano confesó el asesinato del periodista.

Según RSF, el periodista había hecho un llamado al público a informar de los abusos de las autoridades y el crimen organizado. Además había trabajado para los semanarios "Noticias de Acayucan" y "Horizonte" en Veracruz. Pero la violencia relacionada con las drogas ha fomentado una cultura del miedo en la región y después de que fue secuestrado las empresas de medios de comunicación bien negaban conocer a López o decía que había colaborado con sus publicaciones hacía mucho tiempo, presumiblemente por temor a represalias, informa el CPJ.

Veracruz es un importante punto de tránsito las drogas que se llevan a EE. UU. y se dice que el temido grupo paramilitar Los Zetas está muy activo en los alrededores de Jáltipan, la ciudad en que López Olguín vivía y trabajaba.

En Saltillo, estado de Coahuila, el 30 de mayo, una granada fue lanzada a la sede de un periódico independiente y prestigioso, el "Vanguardia", el periódico más antiguo y más grande de la ciudad. Nadie resultó lesionado, pero el periódico no informó de la granada en sus ediciones impresas o en línea debido al temor de más ataques. El periódico había recibido amenazas por sus informes.

En 2010, más de una docenas de instalaciones noticiosas del país fueron atacadas con armas o explosivos. "En México, el crimen organizado sigue difundiendo terror entre los miembros de los medios virtualmente sin consecuencias. El Gobierno del presidente Felipe Calderón no debe tolerar la intimidación criminal de la prensa para silenciarla", sostuvo el CPJ.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

منظمات المجتمع المدني الفلسطينية تطالب: الإفراج الفوري عن جميع المعتقلين في التظاهرة السلمية في حيفا والتحقيق في اس… https://t.co/RGRuM1v7HL