REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Redactora de noticias decapitada por criticar a bandas de narcotraficantes en medios sociales

En un momento en que parecía que la racha asesina de los cárteles de la droga en México no podría hacerse más espantosa, el cuerpo decapitado de María Elizabeth Macías, jefa de redacción del diario "Primera Hora" fue encontrado el 24 de septiembre, informan la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Para complicar la atmósfera de desesperación, otro periodista está desaparecido, según la SIP y RSF.

La ejecución ocurrió en la misma ciudad del norte de México - Nuevo Laredo, Tamaulipas - donde dos jóvenes usuarios de los medios sociales fueron colgados apenas una semana antes. En ambos casos, se encontraron junto a los cuerpos notas firmadas con la letra Z, que se usa para indicar al cártel de tráfico de drogas de los Zetas, informan varios miembros de IFEX.

Con el seudónimo "La nena de Nuevo Laredo", Macías denunció las acciones de grupos delictivos y la complicidad de los funcionarios gubernamentales locales en Twitter y el sitio Web ( "Nuevo Laredo en vivo". La nota junto a su cuerpo, que fue encontrado al lado de una carretera, decía "Estoy aquí por mis reportes y los suyos".

WAN-IFRA agrega que el estado de Tamaulipas está en la mira de una violenta lucha territorial entre los Zetas y el cártel del Golfo, y las decapitaciones se usan para enviar un mensaje a rivales e informantes. Estos últimos son rastreados cada vez más por expertos en comunicaciones que trabajan para las bandas al monitorear la actividad en línea, según un informe de Reuters.

En una carta al presidente Felipe Calderón, WAN-IFRA escribió "Respetuosamente le recordamos que es el deber del estado proporcionar un entorno en el cual los ciudadanos puedan ejercer su derecho a la libertad de expresión sin temor a la violencia".

RSF y SIP condenaron además la aparente falta de voluntad de Calderón para impedir esos terribles asesinatos. Aún no se han promulgado las leyes después de que Calderón prometió proporcionar protección especial para periodistas y ciudadanos de la red y asegurar la investigación a fondo y el castigo justo de delitos violentos contra periodistas, informa RSF.

La Oficina del relator especial para libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se incorporó al coro con una declaración que expresa "profunda inquietud" sobre tres recientes asesinatos e insta al Gobierno mexicano a respetar la Declaración de principios sobre la libertad de expresión de la CIDH al prevenir e investigar los delitos contra los comunicadores.

Para intensificar la alarma, RSF informa que Manuel Gabriel Fonseca Hernández, un reportero policíaco para varias publicaciones en el estado de Veracruz, entre ellas  "El Mañanero de Acayucan", está desaparecido desde que salió para hacer entrevistas para un artículo el 19 de septiembre.

La ejecución de Macías la convierte en el séptimo periodista asesinado en México en 2011. Según Reuters, uno de los últimos mensajes de la reportera de 39 años fue "Sigan hablando".

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

En #Nicaragua, el control que Ortega ejerce sobre los medios se reduce a pesar de que recrudece la represión… https://t.co/sepcWMKhlZ