REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Reportan asesinato de la periodista ciudadana mexicana a través de su propia cuenta de twitter

El Embajador de los Estados Unidos, Earl Anthony Wayne (i), se encuentra con el Gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú (d)
El Embajador de los Estados Unidos, Earl Anthony Wayne (i), se encuentra con el Gobernador de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú (d)

Embassy of the United States in Mexico City via Wikimedia Commons

En los últimos 14 años, 12 periodistas han sido asesinados en el Estado mexicano de Tamaulipas. La voluntad política para resolver estos crímenes y garantizar la protección y la defensa de la libertad de expresión brilla por su ausencia. Esto ha dado lugar a graves deficiencias en la información sobre cuestiones de seguridad pública, mientras los principales medios de comunicación evitan informar sobre los crímenes. De acuerdo con la oficina del miembro de IFEX Artículo 19 México y Centroamérica, los residentes del Estado se han volcado a los medios sociales para llenar este vacío.

Uno de los residentes es María del Rosario Fuentes Rubio, una doctora en Reynosa que también tuiteó en forma anónima utilizando la cuenta @Miut3, bajo el seudónimo de Felina. Había sido una colaboradora de Valor Por Tamaulipas, un sitio web utilizado por los periodistas ciudadanos para informar sobre el crimen organizado, hasta que tuvo que parar en 2013 por razones de seguridad, según informa el Comité para la Protección de los periodistas (CPJ). También escribía regularmente para una página de Facebook relacionada, llamada Responsabilidad Por Tamaulipas.

Un cartel de droga no identificado había estado buscando la identidad de los administradores de las cuentas de redes sociales Valor Por Tamaulipas. Incluso, en febrero de 2013, llegaron a circular un folleto que ofrecía una recompensa de 44.000 dólares por dicha información. A pesar de las advertencias de que era peligroso para ella que continúe informando sobre el crimen organizado a través de medios de comunicación social, Del Rosario no se dejó intimidar, hecho que finalmente pagó con su vida luego de que grupos criminales finalmente se enteraran de que ella era la persona detrás de la cuenta @Miut3.

El sitio web Daily Beast informó que Del Rosario había sido secuestrada, junto con otros miembros del personal médico del hospital de Santa Tierra, donde trabajaba como doctora. Se supone que el motivo del secuestro era una represalia por la muerte de un niño de 4 años de edad, que había fallecido luego de recibir tratamiento. El CPJ informó que el niño era el hijo de un miembro del cártel. Se cree que sus secuestradores descubrieron su verdadera identidad luego de ver un enlace a su cuenta de Twitter en su teléfono.

En un oscuro giro de eventos, ahora se sospecha que Del Rosario ha sido asesinada, y que los miembros del cártel utilizaron su propia cuenta de Twitter para anunciar su muerte, publicando advertencias e imágenes de su cuerpo. En la mañana del 16 de octubre, el siguiente mensaje fue enviado a través de @Miut3: #reynosafollow AMIGOS Y FAMILIARES, MI NOMBRE REAL ES MARIA DEL ROSARIO FUENTES RUBIO, SOY DOCTORA, HOY MI VIDA HA LLEGADO A SU FIN.” Los mensajes que aparecieron más tarde advirtieron a sus seguidores a que dejaran de usar las redes sociales para informar sobre el crimen organizado y le decían a otros periodistas ciudadanos que los cárteles se acercaban a ellos. Después de que se publicó una imagen del cuerpo de Del Rosario, Twitter cerró su cuenta, según reportó The Daily Beast. El fundador de Valor Por Tamaulipas, cuya identidad permanece en el anonimato, confirmó que las fotos son de Del Rosario.

Artículo 19 informa que un funcionario de la Procuraduría General de Tamaulipas dijo que ningún cuerpo que coincidiera con las fotos de Del Rosario había sido recuperado, pero que había sido reportado como desaparecido. Oficialmente, el caso sigue abierto como un secuestro.

Un comunicado de prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) dice que la familia de Del Rosario dejó México, luego de la llenar un informe oficial sobre su sospecha de asesinato.

Los ataques a los cibernautas en México no son algo nuevo. En 2011, RSF informó sobre los asesinatos de cuatro personas que murieron en Tamaulipas luego de reportar en línea sobre las actividades de los narcotraficantes. María Elizabeth Macías fue encontrada decapitada el 24 de septiembre de 2011 en la ciudad de Nuevo Laredo. Había usado las redes sociales para exponer el crimen organizado, escribiendo bajo el seudónimo de "La Nena de Laredo".

En un informe del CPJ de 2010, más de 20 periodistas de Reynosa indicaron al CPJ que el cártel del Golfo "controla el gobierno local y dicta lo que puede y no puede ser cubierto por la prensa". Artículo 19 está reclamando medidas que permitan el libre flujo de información para llenar el vacío de noticias que existe actualmente en el Estado. México está actualmente en el puesto 152 de 180 países en el índice de libertad de prensa de RSF y, según el Índice de Impunidad Global de CPJ, se encuentra entre los 10 primeros países en el año 2014 en lo que atañe a asesinatos de periodistas que habitualmente quedan impunes.

Después de que informes sobre la muerte de Del Rosario aparecieran en línea, el fundador de Valor Por Tamaulipas, publicó en el sitio, "Hoy @Miut3 dejó de reportar. Pero lo que no saben los delincuentes, es que Miut3 está en nuestra alma y ella nunca nos dejaría rendirnos ante el crimen organizado.”

Último tweet:

Malaysian cartoonist Zunar sues police: "I will keep drawing until the last drop of my ink."… https://t.co/P6JJCUS1vg