REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La deuda de Estado Mexicano: protección integral para personas defensoras de derechos humanos y periodistas

Una activista participa en una protesta contra el asesinato de periodistas en la ciudad de México, el 15 de junio de 2017
Una activista participa en una protesta contra el asesinato de periodistas en la ciudad de México, el 15 de junio de 2017

REUTERS/Edgard Garrido

Este artículo fue publicado originalmente en articulo19.org el 26 de julio de 2017.

El día de hoy el Espacio de Organizaciones de la Sociedad Civil Para la Protección de Personas Defensoras y Periodistas (Espacio OSC) presenta su tercer diagnóstico en torno a los avances y limitaciones en la implementación de la política destinada a la protección de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas en México.

El informe Protección integral para personas defensoras de derechos humanos y periodistas: la deuda del Estado mexicano identifica los desafíos estructurales en el funcionamiento del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas en México, así como la falta de una política integral para proteger y prevenir los riesgos que enfrenta este sector de la población.

Ante la escalada de agresiones, desprestigio y asesinatos en contra de personas defensoras de derechos humanos y periodistas que se ha presentado este año en México, el Espacio OSC presenta un análisis sobre los obstáculos y retos de la política destinada a protegerles. A continuación, enumeramos los elementos principales de análisis del tercer diagnóstico del Espacio OSC:

En primer lugar, el Espacio OSC identifica que al Mecanismo de Protección le falta capacidad para reaccionar frente a la diversidad de formas de violencia que enfrentan personas defensoras y periodistas (agresiones físicas, digitales, actos de estigmatización o criminalización) y las medidas de protección implementadas, no han logrado atender, ni integralmente ni proporcionalmente, los distintos impactos que generan las agresiones que sufren las y los defensores y periodistas directamente, así como sus familiares o los colectivos a los que pertenecen.

En segundo lugar, el Mecanismo de Protección aún no incorpora un enfoque de género en el análisis de riesgo y en las medidas que implementa para la protección de mujeres defensoras de derechos humanos y periodistas. Ante esto, las medidas de protección para mujeres defensoras y periodistas se implementan sin atender la situación específica de violencia, desigualdad y discriminación que viven, o las obligaciones que muchas de ellas tienen en cuanto al cuidado de sus familiares y a los posibles impactos de las agresiones.

En tercer lugar, el Espacio OSC identifica la falta de coordinación efectiva del Mecanismo de Protección con las entidades federativas para la implementación de medidas de protección. Tampoco se cuenta con una efectiva coordinación para ofrecer respaldo político del más alto nivel al Mecanismo de Protección, a las personas defensoras y periodistas, así como a la labor que desarrollan. Esta falta de coordinación no solo dificulta generar cambios de fondo en la actuación del Mecanismo de Protección, sino que incluso impide que medidas sobre casos concretos resulten efectivas.

En cuarto lugar, no se han generado medidas encaminadas a favorecer un ambiente propicio y adecuado para la defensa de los derechos humanos y el ejercicio de la libertad de expresión en México. El retroceso de la política exterior mexicana en materia de derechos humanos, la negación del Gobierno de México por reconocer la crisis de derechos humanos e impunidad en el país, la falta de una política de carácter preventivo, así como la ausencia de medidas que permitan atacar las fuentes y causas de la violencia que enfrentan específicamente las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, hacen del Mecanismo de Protección una política paliativa, insostenible e ineficaz para hacer frente a la escalada de violencia que enfrentan quienes ejercen sus derechos a la defensa de derechos humanos y a la libertad de expresión.

En quinto lugar, la impunidad y falta de investigación adecuada en relación a las agresiones y asesinatos de personas defensoras de derechos humanos y periodistas siguen alimentando, e incluso exacerbando la comisión de los mismos. La ausencia total de acciones del Mecanismo de Protección para garantizar la investigación penal de agresiones, reflejan que en México, no existe una verdadera política que tenga por objetivo prevenir los riesgos y proteger a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Ante la identificación de los obstáculos que han impedido proteger a las personas defensoras de derechos humanos y periodistas, el Espacio OSC aprovecha el lanzamiento de su Tercer Informe para presentar a las diferentes instancias de gobierno encargadas de la implementación de la política dirigida a este sector de la población, una serie de recomendaciones a fin de generar las condiciones adecuadas y reconocer el fundamental rol que las y los defensores de derechos humanos, periodistas y comunicadores juegan en la construcción de una sociedad más justa y democrática.

El informe Protección integral para personas defensoras de derechos humanos y periodistas: la deuda del Estado mexicano puede ser descargado en los sitios web de las organizaciones integrantes del Espacio OSC a fin de conocer el análisis, las iniciativas y propuestas concretas desde la sociedad civil para que el Estado mexicano cumpla con la efectiva protección de las personas defensoras de derechos humanos y periodistas.

Descarga completo el informe.

Último tweet:

Aprobar Ley de Seguridad Interior abre la puerta a violaciones de los derechos a la libertad de expresión e informa… https://t.co/BjIxK8e24r