REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Cometen robo contra una publicación de Ciudad de México y otra del estado de Guerrero

La revista
La revista "Proceso" rinde homenaje al escritor Colombiano Gabriel García Márquez, Ciudad de México, México, el 21 de abril de 2014

Manuel Velasquez/Anadolu Agency/Getty Images

Este artículo fue publicado originalmente en cpj.org el 26 de abril de 2018.

Las autoridades mexicanas deben investigar con seriedad dos recientes intentos de robo, uno contra la revista investigativa Proceso, con sede en Ciudad de México, y otro contra el sitio noticioso Quadratín, del estado de Guerrero, declaró hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

El 20 de abril de 2018, sujetos desconocidos ingresaron a la fuerza en el hogar de uno de los editores digitales de Proceso en Ciudad de México, y le robaron dos discos duros, varias tarjetas de memoria, notas de reportajes, una computadora de escritorio y cuatro maletas con una cámara, lentes y dos drones, según la revista. La nota publicada en el sitio web de Proceso omitió el nombre del editor por motivos de seguridad.

En otro incidente, en la noche del 19 de abril sujetos no identificados abrieron a la fuerza la puerta de la sede de Quadratín en Acapulco, Guerrero, y sustrajeron documentos, un DVD y un disco duro con archivos de los últimos años, declaró al CPJ el director editorial de la publicación, Ricardo Castillo Díaz, el 20 de abril.

"Los asaltos a las oficinas de periodistas y medios y el robo de información son hechos comunes en México y sirven para intimidar a los periodistas", declaró Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México. "Las autoridades mexicanas deben investigar los recientes asaltos contra el personal de Proceso y Quadratín y poner fin a este ciclo de impunidad".

En Ciudad de México, Proceso informó el 21 de abril que miembros del equipo editorial habían denunciado el asalto ante las autoridades de la ciudad y no ofreció más detalles sobre el carácter de la información robada.

El 25 de abril, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), una división de la Procuraduría General de la República (PGR), confirmó al CPJ que su organismo había abierto una investigación sobre el asalto.

El semanario Proceso con frecuencia informa sobre la política, la corrupción, el crimen organizado, y las noticias generales de todo el país. En numerosas ocasiones, sus reporteros han sido blanco de hostigamiento, amenazas y actos de violencia. El 26 de mayo de 2017, su sede de Ciudad de México fue asaltada por sujetos desconocidos, informó el sitio web en aquel momento.

El CPJ no logró comunicarse con Proceso para solicitar una declaración.

En Acapulco, Castillo declaró al CPJ, el 20 de abril él denunció el asalto ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Guerrero. Sin embargo, la representación local de la PGR se negó a aceptar la denuncia del delito, con el argumento de que ya se había efectuado la denuncia ante las autoridades estatales.

Pérez, el titular de la FEADLE, declaró al CPJ que su organismo todavía no había abierto una investigación sobre el robo y que estaba esperando la denuncia oficial del delito.

El 21 de abril, un funcionario del Mecanismo Federal para la Protección de Defensores de los Derechos Humanos y Periodistas, quien solicitó el anonimato por carecer de autorización para declarar oficialmente, expresó que su institución se había comunicado con Quadratín y estaba valorando la adopción de medidas de protección.

Castillo precisó que los asaltantes no se llevaron nada de valor monetario de la oficina y que dejaron atrás cuchillas de metal y pinzas industriales, que Castillo piensa que se utilizaron para abrir la puerta de la oficina.

El director editorial afirmó que, según era de su conocimiento, nadie del personal había recibido amenazas en los últimos meses. Castillo sostuvo que el sitio web había recibido mensajes que decían que "parara", luego de publicar críticas contra el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez.

Entre el 20 y el 25 de abril, el CPJ efectuó varias llamadas telefónicas a la oficina de Velázquez, pero nadie las respondió.

México es uno de los países más peligrosos del hemisferio occidental para el ejercicio del periodismo, según datos del CPJ. Como mínimo, dos periodistas han sido asesinados en 2018 por el ejercicio directo de su trabajo periodístico.

Último tweet:

Con la ley también se puede cercenar la libertad. En #México presentaron en el Senado iniciativa que criminaliza la… https://t.co/jZOXCb4Mvj