REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La escritura de blogs florece; gobiernos bloquean y monitorean contenido

Miles de escritores, periodistas, activistas, abogados y otros están expresando su disenso e informando de temas sociales mediante blogs en toda la zona de Medio Oriente y África del Norte, dice un nuevo informe del Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Los blogueros son libres de escribir sobre temas que no cubren los medios tradicionales debido a intimidación e interferencia del estado.

El número de usuarios de Internet creció 13 veces de 2000 a 2008, en esta región, dice el informe, "Blogueros de Medio Oriente: Las calle lleva al mundo en línea". El corte transversal de represión y uso de Internet produjo un estimado de 35,000 blogs o diarios en idioma árabe y una sorprendente cifra de 70,000 en persa.

Sin embargo, el informe dice más adelante que una ofensiva resultante en toda la región, violenta e intensa, contra los blogs revela la amenaza que pueden ser para el poder las comunicaciones electrónicas. Agrega que las tácticas de las autoridades pueden variar pero la meta es con frecuencia la misma: convencer a un bloguero de que el costo de desafiar al estado supera con mucho cualquier beneficio.

El egipcio Wael Abbas comenzó en 2005 a escribir un blog sobre temas nacionales. Pero en 2006 dio a conocer un video de tortura policiaca. Hubo un escándalo masivo cuando los egipcios pudieron ver de primera mano la tortura policiaca que en su mayor parte había estado oculta. Esto llevó a la condena de varios policías. Desde entonces, Abbas ha sido detenido, acosado y vilipendiado en televisión y en línea, de modo que no puede encontrar un empleo estable.

Los regímenes de la región están cada vez más encontrando maneras de vigilar, interceptar, alterar o bloquear el contenido en línea. Pero Irán está a la cabeza en el espionaje y comenzó a crear tecnología que buscará y bloqueará sitios web indeseables, incluyendo blogs. Además de la brutal ofensiva de este año, Irán encarceló a al menos 23 blogueros y periodistas en línea en 2004. Muchos de ellos fueron torturados para que rindieran confesiones falsas, dice el CPJ.

Irán también encabezó una maniobra hacia leyes o decretos que regulan explícitamente la expresión en línea. El Consejo de Guardianes de Irán aprobó el Código Penal de Delitos Cibernéticos, que entró en vigor en julio y exige que los proveedores de servicios de Internet mantengan registros de todos los datos de los clientes durante al menos tres meses, lo que permite al gobierno vigilar información acerca de los usuarios y sus prácticas en línea con mayor eficiencia.

En Siria, el bloguero Karim al-Arbaji fue detenido en junio de 2007 y finalmente sentenciado en septiembre de 2009 a tres años de cárcel por "difundir noticias falsas que debilitaron en sentimiento nacional" según el Código Penal sirio. La Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) informa que las supuestas confesiones de al-Arbaji fueron obtenidas bajo tortura. Al menos 11 blogueros sirios han sido condenados por una ley de emergencia que concede a las autoridades amplias facultades para cerrar "todas las formas de expresión", según el CPJ.

El bloguero pionero tunecino Zouhair Yahyaoui fue condenado por publicar información falsa y torturado salvajemente en prisión, dijo al CPJ. Fue colgado del techo y golpeado; se le dieron alimentos en mal estado y mala atención médica. Yahyaoui inició muchas huelgas de hambre para exigir un mejor tratamiento durante sus 531 días de encarcelamiento. Dieciséis meses después de su liberación, Yahyaoui, de 36 años, murió de un ataque cardiaco.

A pesar de la grave represión, un público creciente para los blogs y la facilidad con que los periodistas se vuelven parte de la blogósfera convierten en un reto para los gobiernos la tarea de controlar por completo el disenso en línea. El informe agrega que puede haber un contragolpe al exceso del Gobierno. El bloguero tunecino Yahyaoui "era suficientemente popular antes de ser enviado a la cárcel, pero su encarcelamiento y su muerte prematura lo convirtieron en un mártir para la libre expresión tunecina", comenta el CPJ. Aunque los gobiernos invierten en considerables medidas técnicas para suprimir los blogs, esas medidas pueden quedar obsoletas gracias a programadores innovadores.