REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Gobiernos aplastan protestas de solidaridad con Egipto

Una mujer palestina hace gestos frente a una bandera egipcia durante una protesta en el campo de refugiados Deheisheh en Belén el 6 de febrero
Una mujer palestina hace gestos frente a una bandera egipcia durante una protesta en el campo de refugiados Deheisheh en Belén el 6 de febrero

REUTERS/Ammar Awad

Las fuerzas de seguridad están aplastando violentamente las protestas que han surgido en el mundo árabe inspiradas por o en solidaridad con el levantamiento de Egipto, informan Human Rights Watch y los miembros de IFEX en la región.

"Las imágenes de los levantamientos en Túnez y Egipto han hipnotizado al público árabe pero han aterrorizado a sus gobernantes", afirmó Human Rights Watch. "Respondieron con la mezcla usual de represión e intimidación para cortar de raíz cualquier florecimiento democrático más amplio".

En Ramala, la Autoridad Palestina empleó la violencia en contra de manifestantes pacíficos durante una marcha de solidaridad el 2 de febrero. Los testigos informaron a Human Rights Watch que la policía y "fuerzas especiales", que se podían identificar por sus uniformes, golpearon, patearon y detuvieron a manifestantes, así como al menos a dos periodistas y un asistente de investigación de Human Rights Watch.

El 30 de enero, la seguridad de la Autoridad Palestina había disuelto una manifestación de solidaridad frente a la embajada egipcia en Ramala, después de llamar repetidamente a uno de los organizadores para interrogarlo y ordenarle que cancelara el aviso del evento que había creado en Facebook.

Las autoridades de Hamás en la franja de Gaza aplastaron un plantón de solidaridad el 31 de enero y arrestaron a seis mujeres, algunas de ellas periodistas y blogueras, y amenazaron con arrestar a otras 20 personas que habían respondido a un llamado en Facebook para asistir a una protesta, informan Human Rights Watch, el Centro Palestino para el Desarrollo y las Libertades de Medios (MADA) y el Centro SKeyes para la Libertad de Medios y Cultural (Samir Kassir Eyes). Según el MADA, algunas de las detenidas se quejaron de haber sido injuriadas, golpeadas y sometidas a búsquedas corporales.

Los activistas sirios han llevado a cabo protestas diarias en solidaridad con los manifestantes egipcios, así como para protestar por la corrupción y los elevados costos de servicio de teléfono celular desde el 29 de enero, afirma Human Rights Watch. Uno de los principales organizadores declaró a Human Rights Watch que los servicios de seguridad sirios se presentaron en cada una de las asambleas, filmaron a los participantes y verificaron sus documentos de identidad.

En una velada celebrada el 2 de febrero por los manifestantes egipcios en el viejo Damasco, un grupo de 20 personas en ropa de civil golpearon y dispersaron a 15 manifestantes. La policía se encontraba cerca y no intervino, relató a Human Rights Watch un organizador. Un funcionario de seguridad injurió y abofeteó a Suheir Atassi, una de las organizadoras principales, y la acusó de ser un "germen" y un agente al servicio de Israel.

El "presidente sirio Bashar al-Assad parece haber sacado una página del libro de reglas de su contraparte egipcia", declaró Human Rights Watch. "Sus servicios de seguridad ya no están contentos sólo con prohibir las protestas; parecen estar alentado a los maleantes a atacar a los manifestantes pacíficos".

Las autoridades sudanesas usaron fuerza excesiva durante protestas en su mayor parte pacíficas el 30 y 31 de enero y el 2 de febrero en Jartum y otras ciudades del norte que pedían un fin al gobierno del Partido del Congreso Nacional (NCP) y los aumentos de precio impuestos por el Gobierno, informa Human Rights Watch.

Los testigos en Jartum y Omdurman informan que policías antimotines armados y personal de seguridad nacional dispersaron a los grupos de manifestantes usando tubos, bastones y gas lacrimógeno, lesionaron a varias personas e impidieron a varias personas unirse a las protestas. La mayoría de los arrestados fueron liberados en unas cuantas horas, pero más de 20 siguen desaparecidos y se cree que están retenidos por fuerzas de seguridad nacional.

Las autoridades sudanesas censuraron además los periódicos que cubrían las protestas. El 2 de febrero, los funcionarios de seguridad arrestaron a más de una docena de empleados de "Al Maidan", el periódico comunista, así como a activistas estudiantiles y miembros de partidos de oposición.

En el sur de Yemen, donde las fuerzas de seguridad han suprimido violentamente grandes protestas contra el Gobierno central que pedían la secesión, las fuerzas policíacas y militares usaron balas de goma y reales para dispersar a los manifestantes el 3 de febrero. Seis personas fueron lesionadas y 28 arrestadas, entre ellas un periodista, Abd al-Hafith Mu'jib, informa Human Rights Watch.

La seguridad del Estado de los Emiratos Árabes Unidos arrestó a Hasan Muhammad al-Hammadi, un miembro activo del consejo de la Asociación de Maestros, el 4 de febrero en su casa en el emirato de Sharjah, dice Human Rights Watch. Al-Hammadi había hablado en público en solidaridad con los manifestantes egipcios ese día durante un sermón en una mezquita.

Mientras tanto, en Bahrein, el Centro de Bahrein por los Derechos Humanos (BCHR) informa que el Gobierno dio pasos para bloquear las noticias sobre el "Día de Ira" de Bahrein, el 14 de febrero. "En un paso que refleja un estado de confusión, aprehensión y anticipación, las autoridades bloquearon un grupo en línea en Facebook que contenía llamados a la gente para que saliera y protestara contra las políticas gubernamentales", afirmó el BCHR.

Los dirigentes de la oposición en Irán están convocando a una marcha de solidaridad con Egipto y Túnez el 14 de febrero en Teherán, pero el ministro del Interior del país no ha emitido un permiso, informa la Campaña Internacional por los Derechos Humanos en Irán.

Human Rights Watch dice que las medidas drásticas son un ejemplo de las prohibiciones ordinarias de asambleas públicas en la región. "En lugar de aprender las lecciones de El Cairo y Túnez, los líderes árabes están hundiendo la cabeza en la arena, insistiendo en suprimir incluso las reuniones públicas más pequeñas"; comentó Human Rights Watch.

Último tweet:

Our member @7amleh has launched a mini-site on how @GoogleMaps' policies impact the human rights of Palestinians. T… https://t.co/jzxbduiWs2