REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Veinticinco miembros de IFEX condenan ofensiva a medios postelectoral

Desde la erupción de las protestas masivas de oposición tras el anuncio de los resultados electorales en Moldavia el 6 de abril, se ha negado la entrada al país a los periodistas que informan para las empresas de medios rumanas; diversos sitios web y estaciones de noticias han sido censurados y los trabajadores de los medios que informan desde Moldavia han sido arrestados, acosados y asaltados.

Veinticinco miembros de IFEX y otras 10 organizaciones condenaron las numerosas infracciones a los derechos al acceso a la información y la libertad de prensa que han ocurrido desde que las autoridades aplastaron el disenso.

"Las organizaciones firmantes piden a las autoridades de Moldavia que garanticen la libertad de medios de conformidad con las obligaciones correspondientes a un miembro del Consejo de Europa y que faciliten el acceso del público a la información", dijo el miembro de IFEX en Moldavia Centro Internacional para el Periodismo (IJC) en una declaración firmada por los grupos.

Al menos 10,000 manifestantes tomaron las calles el 6 de abril después de que se declaró la victoria electoral del líder del Partido Comunista en el poder, Vladimir Voronin, con 49.9 por ciento de los votos. Las elecciones fueron consideradas justas por observadores internacionales pero los dirigentes de la oposición dijeron que estaban controladas por el partido gobernante y ensuciadas por la votación repetida. Los siguientes días, estallaron violentos enfrentamientos entre manifestantes y la policía, con resultado de docenas de manifestantes lesionados y al menos 200 arrestos.

Se ha negado la entrada al país a al menos 19 periodistas rumanos y varios otros reporteros internacionales, que han intentado ingresar a Moldavia por aire y por tierra desde el 6 de abril, dijeron los miembros de IFEX. Los funcionarios de aduana negaron la entrada a los periodistas por diversas razones técnicas. Pero la ley moldava exige que los periodistas extranjeros estén acreditados sólo si desean ser corresponsales permanentes en Moldavia o si requieren acceso a información oficial.

La semana pasada también estuvo marcada por una racha de ataques físicos e intimidación policíaca contra periodistas. Por ejemplo, el 8 de abril, Oleg Brega, un camarógrafo de la difusora en línea "Jurnal TV", fue golpeado por cinco agentes de seguridad, algunos de ellos en uniforme. Según ARTICLE 19, su paradero actual se desconoce.

Al día siguiente, policías que vigilaban la sede del Gobierno moldavo golpearon al camarógrafo de "PRO TV Chisinau", Constantin Rogodantiev, y robaron sus escenas grabadas enana cinta. Ese mismo día, tres empleados de la estación rumana Realitatea TV fueron detenidos durante varias horas por la policía.

El 10 de abril, agentes de seguridad allanaron el periódico "Jurnal de Chisinau" sin una orden judicial y confiscaron computadoras, cintas, discos compactos y documentos. El editor del periódico, Rodica Mahu, fue puesto en custodia e interrogado dos horas antes de ser liberado. Más tarde, ese mismo día, el periodista rumano Doru Denida de TVR 1 fue aprehendido por la policía cuando estaba a punto de enviar un informe en vivo desde el país.

Los miembros de IFEX están exigiendo que las autoridades moldavas investiguen los incidentes de abusos contra periodistas y llamen a cuenta a los responsables.

Al menos dos difusoras en Moldavia dejaron de retransmitir Realitatea TV y TVR 1, y el IJC informa que varios sitios web de noticias, como unimedia.md y jurnaltv.md, han sufrido interferencias o han sido bloqueados del todo. La organización de libertad de prensa también informa que a los usuarios de Internet en Moldavia se les ha negado el acceso a los sitios web de redes sociales como Facebook y Odonklassniki.ru.

Último tweet:

Ante el contexto violento que vive #Ecuador, @FUNDAMEDIOS junto a varios periodistas y organizaciones de la socieda… https://t.co/80C4Ln2o1K