REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Detienen a un periodista marroquí tras la publicación de un video de Al Qaeda en el Magreb Islámico

Ali Anouzla
Ali Anouzla

lakome.com

Reporteros sin Fronteras condena el arresto del director del portal informativo Lakome en lengua árabe, Ali Anouzla, quien fue detenido por la Policía Judicial de Rabat el 17 de septiembre de 2013.

“Exigimos que Ali Anouzla sea puesto en libertad de inmediato, el periodista publicó un enlace a este video con un objetivo puramente informativo. Es inadmisible que un periodista sea perseguido por su trabajo informativo y que hayan confiscado los ordenadores de la redacción de Lakome”, señaló Reporteros sin Fronteras.

“Si se presentan cargos en su contra, estaremos muy atentos a que la investigación respete escrupulosamente los principios de una investigación independiente, pues en este caso la libertad de expresión se pone en entredicho”, agregó la organización.

En un comunicado de la Fiscalía de Rabat, difundido el 17 de septiembre, el Procurador del Rey indicó que: “después de que el diario digital Lakome difundiera un video atribuido a Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI), que contiene un claro llamado y una incitación directa a cometer actos terroristas en el Reino de Marruecos, la Fiscalía General dio instrucciones a la Policía Judicial para que procediera al arresto del responsable de dicho diario digital para investigación”.

La Policía Judicial registró las oficinas del portal informativo, confiscó las unidades centrales de los ordenadores e interrogó a los periodistas que se encontraban en el lugar. Ali Anouzla se encuentra detenido en la sede de la Brigada Nacional de la Policía Judicial de Casablanca, la división antiterrorista. La abogada del periodista, Naima Guellaf, quien fue contactada por nuestra organización, señaló que el Procurador General no le permitirá tener contacto telefónico o personal con su cliente hasta el viernes 20 de septiembre de 2013.

La dirección de la versión en francés del portal Lakome condenó en su sitio web la detención del director de Lakome en lengua árabe y precisó que el portal no hizo sino publicar un enlace que dirigía al video. Agregó que se trataba de un video de propaganda, presentado como tal en un artículopublicado el 14 de septiembre, sobre la red de AQMI, organización por la que ninguno de los portales toma partido.

La dirección también recordó que los medios de comunicación internacionales suelen difundir videos de AQMI. “Por ejemplo, el video de AQMI fue difundido en el sitio web informativo Le Huffington Post, mientras que medios de comunicación como L'Express o LCI publicaron un enlace para que sus lectores pudieran ver el video en Youtube”.

El Ministro de Justicia, Mustapha Ramid, anunció en otro comunicado que el gobierno marroquí planea demandar al diario El País ante las autoridades competentes en España por haber difundido este video en su sitio web. Según el corresponsal del diario en África del Norte, Ignacio Cembrero –contactado por Reporteros sin Fronteras–, El País podría ser acusado de “apología del crimen”.

El video, titulado “Marruecos: reino de la corrupción y el despotismo” fue difundido la semana pasada en diferentes plataformas electrónicas; después fue suprimido por Youtube por su “contenido violento”.

Ali Anouzla es conocido por sus artículos, críticos de la política del gobierno marroquí y que reclaman una mayor libertad de prensa. El diario Lakome fue el primero en revelar el caso llamado “Danielgate”, del pedófilo español Daniel Galván, indultado por error por el rey de Marruecos.

Esta no es la primera vez que el periodista se enfrenta a la justicia marroquí. Desde el 17 de junio de 2013 es juzgado por haber publicado información sobre una riña tribal que habría ocasionado muertes en un barrio de Fez. A pesar de que rápidamente retiró la noticia de la web y publicó un desmentido, fue acusado de haber publicado de manera premeditada información falsa (artículo 42 del Código de Prensa de Marruecos), fue convocado por la policía de Fez y acusado. El proceso, inicialmente previsto para el 26 de julio, se aplazó para finales del mes de septiembre.

Ali Anouzla, contactado por Reporteros sin Fronteras, explicó entonces que era víctima de una campaña de hostigamiento y de encarnizamiento judicial. La información falsa había sido difundida por el sitio web informativo Rassd, que el 18 de julio publicó un artículo en el que explicaba que inventó la noticia para mostrar que ciertos periodistas eran “poco escrupulosos” en la verificación de su información. Varios sitios web, como Hibapress.com o scoop.ma, también difundieron esta noticia falsa y hasta ahora no han sido juzgados por ello.

En 2009 Ali Anouzla, quien fue director y jefe de redacción del diario Al-Jarida Al-Oula, compareció ante el Tribunal de Rabat por la publicación de un texto sobre el estado de salud del rey en el que se citaba una fuente médica anónima. La Fiscalía General lo acusó del “delito de publicación de información falsa de mala fe, de alegatos y hechos engañosos”.

Último tweet:

#India #Kerala court urged to let journalists cover proceedings - IFEX https://t.co/gKeXWh2RbL @FNJNepal @DigitalRightsPK @FMMsrilanka