REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista casi muerto por dolientes; otros periodistas amenazados por soldados

Un periodista radiofónico nigeriano que cubría el funeral colectivo de las víctimas de una masacre que ocurrió el 7 de marzo en varias aldeas de Nigeria central fue agredido brutalmente por los dolientes, informan la organización nigeriana Media Rights Agenda (Orden del Día de los Derechos Humanos, MRA) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Los periodistas también han sido acosados e intimidados por los soldados en la región, informa la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

El asesinato de cientos de cristianos parece ser en represalia por unos ataques contra comunidades musulmanas que ocurrieron en enero, dice Human Rights Watch. Varios grupos de hombres armados con pistolas, machetes y cuchillos asesinaron a residentes de aldeas al sur de Jos, la capital del estado de Plateau. El conflicto entre los cristianos yoruba e igbo y los musulmanes hausa-fulani se enfoca en tierras, recursos y puestos políticos, dicen periodistas locales.

El 8 de marzo, después de que un funcionario público en el funeral dijo a los asistentes que el periodista radiofónico Murtala Sani pertenecía a la etnia hausa-fulani, una multitud lo atacó. Un reportero de "Wall Street Journal" que cubría el funeral dijo: "Estuvo a muy poco de perder la vida. Querían matarlo y arrojar su cuerpo en la fosa común con los demás". La policía disparó al aire para dispersar a la multitud y luego llevó a Sani a un hospital. Otro periodista, Aminu Abdulla, un reportero de la Agence France-Presse (AFP), fue acosado; pero escapó con la ayuda de otros periodistas.

En otros ataques contra la prensa en la zona, tres reporteros de medios electrónicos fueron amenazados de muerte por soldados en Jos, en enero, dice la FIP. Los soldados prometieron "liquidarlos" si los volvían a ver en la carretera.

Dos periodistas deportivos, el ingeniero de sonido sudafricano Nic Greyling y el comentarista nigeriano Bowie Attamah, fueron secuestrados a punta de pistola el 1 de marzo en el estado de Imo, pero luego fueron liberados, informa la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA).

Más de 13,500 personas han muerto en enfrentamientos étnicos o religiosos desde el fin del régimen militar en 1999, informa Human Rights Watch. Ha habido varios incidentes mortales en y alrededor del estado de Plateau.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Good news: courts in #Turkey have decided to release #TanerKillic, one of the founding members of the Turkish secti… https://t.co/vljtoftFmc