REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Camarógrafo y reportero muertos en estallidos de bombas

Personas desplazadas hacen fila en la provincia de la Frontera del Noroeste en Pakistán en 2009. La semana pasada, dos periodistas fueron muertos en una ola de bombardeos suicidas insurgentes.
Personas desplazadas hacen fila en la provincia de la Frontera del Noroeste en Pakistán en 2009. La semana pasada, dos periodistas fueron muertos en una ola de bombardeos suicidas insurgentes.

via IPI

En una serie de feroces bombardeos suicidas, dos periodistas pakistaníes fueron muertos la semana pasada en el noroeste de Pakistán, informan la Pakistán Press Foundation (PPF) y otros miembros de IFEX. Los periodistas con frecuencia son víctimas de ataques insurgentes y no reciben suficiente protección de las autoridades.

El 16 de abril, el camarógrafo de Samaa TV Malik Arif fue muerto y otros cinco periodistas fueron lesionados en un ataque a un hospital en Quetta, la capital del turbulento Baluchistán. Al menos ocho personas murieron y muchas más fueron lesionadas. Quetta es una base para los talibán y otros grupos que luchan en Afganistán, pero también ha habido un incremento en la violencia nacional chií-suní en Pakistán.

Los periodistas estaban cubriendo una manifestación chií después del intento de asesinato de un prominente gerente de banco chií local, que había sido llevado al hospital ese mismo día. "Cuando todos los amigos del empresario y todos los periodistas se hubieron reunido en el hospital, un bombardero suicida llegó, abrió fuego y luego se hizo estallar en el medio de la multitud", dijo el periodista con sede en Quetta Malik Siraj a Reporteros sin Fronteras (RSF). Algunos de los periodistas lesionados siguieron informando desde el lugar de los hechos.

El 17 de abril, el reportero Azmat Ali Bangash fue muerto junto con al menos otras 41 personas cuando dos bombarderos suicidas se hicieron estallar en una multitud de personas desplazadas que estaban recogiendo suministros de ayuda. Bangash había estado cubriendo la distribución de alimentos en un campo de refugiados cerca de Orakzai, en las Zonas Tribales bajo Administración federal cerca de la frontera con Afganistán.

Bangash trabajaba para Pakistan Television (PTV), Samaa TV y la agencia de noticias Associated Press de Pakistán (APP). Según un reportero local, Bangash había recibido recientemente amenazas de muerte de militantes por cubrir la muerte del jefe talibán Hakimullah Mehsud en un ataque teledirigido.

En un incidente separado el 14 de abril, unos 10 pistoleros intentaron secuestrar a Imran Khan, un reportero del canal de noticias Din y la agencia de noticias NNI, de su casa en Khar, una ciudad en la región de Bajaur, informan la PPF y RSF. Militantes locales vestidos como personal del ejército dispararon contra Khan y su hermana y los hirieron.

Varios periodistas han salido recientemente de la región de Bajaur tras recibir amenazas de muerte de insurgentes, informa RSF. En febrero, los insurgentes obligaron a la estación de propiedad estatal Radio Pakistán a dejar de retransmitir los programas en lengua pashto producidos por la estación de radio del Gobierno estadounidense Voz de las Américas con la amenaza de hacer estallar las instalaciones de la radio por difundir "propaganda" estadounidense.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Repudia la SIP ataque contra la emisora RCN en Bogotá https://t.co/TaoGO4TPAQ @rcnradio @sip_oficial