REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Tres periodistas muertos, dos en explosiones suicidas

Dos periodistas que estaban cubriendo un debate de estrategia antiterrorismo en una reunión de Consejo en la ciudad de Ghalanai en la frontera del noroeste de Pakistán murieron el 6 de diciembre en un bombardeo suicida doble, informan la Pakistan Press Foundation (Fundación Paquistana de Prensa, PPF), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y otros miembros de IFEX.

Abdul Wahab, reportero para Express News TV y ex secretario general del club de prensa de Ghalanai, y Pervez Khan, un reportero de Waqt News TV, estuvieron entre las al menos 50 personas muertas cuando dos atacantes suicidas hicieron detonar sus bombas frente a la sede del distrito tribal de la Agencia de Mohmand. Otro periodista, Mohib Ali de la agencia de noticias NNI, fue lesionado, junto con al menos otras 100 personas.

Según informes de prensa, dos atacantes suicidas vestidos en uniformes paramilitares detonaron sus explosivos en medio de una multitud en la que había ancianos tribales y voluntarios del comité de paz.

Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) asumió la responsabilidad por el ataque y dijo que era una reacción a la operación militar en el área de Teshil Safi de la Agencia de Mohmand. El líder talibán Umer Khalid amenazó además con más ataques contra cualquiera que se uniera a operaciones militares en su contra.

Los colegas dicen que en el momento del ataque Wahab y Khan estaban preparando un informe sobre la difícil situación de los desplazados, informa la FIP.

Tras los bombardeos, el Sindicato Federal de Periodistas de Pakistán (PFUJ) reiteró su exigencia de que el parlamento creara inmediatamente una Ley de Protección a Profesionales de los Medios y de responsabilidades de los Administradores de Medios. Según la ley, los patrones serían responsables de asegurar que su personal está capacitado y equipado para trabajar en las inestables áreas de Pakistán.

El PFUJ anunció que observaría tres días de duelo, en los que izaría banderas negras y celebraría reuniones de condolencia en clubes de prensa, sindicatos y centros de noticias en todo el país.

En un incidente separado, el periodista Altaf Chandio fue muerto a tiros por pistoleros en su casa en Sindh el 5 de diciembre, informan la FIP y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Chandio fue el presidente del club de prensa Mirpurkhas en Sindh y el jefe de la oficina del canal en idioma sind Awaz. No se sabe si el motivo guarda relación con su trabajo.

FIP y RSF dicen que Pakistán es el país más peligroso para los periodistas en 2010, con al menos 11 periodistas y miembros del personal de los medios muertos en lo que va de este año.

Último tweet:

Press freedom violations recounted in real time January 2018 https://t.co/1zydy5aoyg @RSF_inter https://t.co/Y5s0fs4g3n