REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La SIP deplora sentencia contra periodista

(SIP/IFEX) - Miami, 29 de abril de 2009 - La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) deploró y calificó de "acoso judicial a la libertad de prensa" una sentencia que castigó con dos años de cárcel, a un periodista panameño por su denuncia en el 2001 sobre presuntos actos de corrupción que involucran a un magistrado de la Corte Suprema de Justicia de ese país.

Jean Marcel Chéry, actual director del periódico El Siglo de la ciudad de Panamá, fue condenado a dos años de cárcel y cien días multa por violación del domicilio de Winston Spadafora, magistrado de la Corte Suprema de Justicia. La sentencia culpa a Chéry por haber ingresado ilícitamente en 2001 a una finca de Spadafora, quien por entonces era ministro de Gobierno y Justicia de la presidencia de Mireya Moscoso.

El argumento del fallo, dictado el 18 de febrero del 2009 por el juez Ricardo Mazza Moreno, expresó que además de Chéry, el también periodista Gustavo Aparicio y el fotógrafo John Watson, quienes trabajaban en el periódico Panamá América, ingresaron a los terrenos de manera clandestina y fotografiaron la propiedad de Spadafora. Las fotos complementaban una nota publicada el 8 de marzo de 2001 en la que se informaba sobre la construcción, con dinero público del Fondo de Inversión Social, de una carretera que beneficiaba y conducía en forma directa a una finca, propiedad de Spadafora.

En su defensa, Chéry demostró que fue autorizado a entrar a la propiedad privada por los celadores de la finca, además de presentar otras evidencias e irregularidades del proceso judicial sobre las que la SIP denunció oportunamente en informes semestrales sobre libertad de prensa y declaraciones.

El presidente de la SIP, Enrique Santos Calderón, del diario colombiano El Tiempo, expresó que el fallo judicial contra Chéry "representa una forma indirecta de violentar la libertad de prensa, ya que más allá de las irregularidades que fueron públicamente denunciadas sobre que no hubo proceso debido, se trata de castigar la denuncia periodística sobre una presunta acción ilícita cometida por un hombre público".

Santos Calderón agregó que "estamos frente a una sentencia que no ha tenido en cuenta para nada el contexto de la libertad de prensa y el bien común que buscaba el mensaje periodístico al investigar un presunto acto de corrupción que perjudica a todos los habitantes de un país. El juez que sentenció actuó en contra del supuesto delito del periodista, pero no consideró el beneficio de su denuncia".

Chéry y Aparicio ya habían sido condenados el 1 de agosto de 2003 por el delito de injurias tras una denuncia que interpuso Spadafora por este mismo caso. La sentencia, 12 meses de prisión, fue confirmada en apelación el 5 de julio de 2004, pero en septiembre de ese año fueron indultados por la presidenta Moscoso al final de su gestión de gobierno.

En ese sentido, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Robert Rivard, del periódico estadounidense San Antonio Express-News, agregó que "es muy sospechoso este caso, por cuanto vemos que hay un verdadero acoso judicial, si tenemos en cuenta que hasta la Presidenta del país había exonerado a los periodistas, y luego vemos como se insiste con otra demanda por el mismo caso".

El periodista Aparicio, también juzgado por el mismo delito, fue absuelto, considerándose que al momento de la incursión a la finca, el reportero lo estaba entrevistando a Spafadora en el centro de la ciudad.

Actualiza el caso Chéry: http://www.ifex.org/es/content/view/full/68785

Último tweet:

Reprieve and Release for two Ugandan journalists. In separate incidents: Top Radio journalist Richard Kasule aka Ka… https://t.co/Qaml6ONUgo