REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista paraguayo asesinado después de informar sobre narcotraficantes locales

El Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP) repudia el asesinato del colega periodista radial Fausto Gabriel Alcaraz, 28, que fue ultimado a balazos por sicarios cuando llegaba a su vivienda en el Barrio María Victoria de Pedro Juan Caballero, capital del Departamento de Amambay, el viernes 16 de mayo de 2014. Una manifestación fue realizada este sábado 17 de mayo frente al Ministerio del Interior. Se exigió al viceministro de Seguridad Interna, Javier Ibarra, el esclarecimiento del caso y el castigo al o los culpables.

Alcaraz era el conductor del programa "De Frente a la Mañana" que se emite diariamente de 6 a 12 en Radio Amambay que se sintoniza en el 570 AM y es de propiedad del senador liberal Robert Acevedo. Desde allí realizaba fuertes denuncias contra narcotraficantes que operan en la zona.

Otro punto de conflicto conocido por la población, fueron también las denuncias de la radio y del propio Alcaraz contra el gobernador Pedro Gonzalez (PLRA), reconocido rival político de Acevedo.

El terror nuevamente azota al periodismo paraguayo y deja su funesto mensaje. El compañero Fausto Gabriel Alcaraz es la nueva víctima de la sinrazón. Es el nuevo blanco del asesinato por encargo. Y otra vez la frontera se tiñe de sangre de un trabajador de la comunicación. Hace poco más de un año, el compañero Carlos Manuel Artaza, en esa misma ciudad, fue víctima de las disputas de grupos que sólo con violencia resuelven sus diferencias, las cuales tienen trasfondos, generalmente, ilícitos.

El colega Fausto Gabriel pasa a componer la terrible nómina de periodistas acallados por los asesinos. Santiago Leguizamón (1991), Calixto Mendoza (1997), Benito Román Jara (2000), Salvador Medina (2001), Yamila Cantero (2002), Samuel Román (2004), Ángela Acosta (2006), Alberto Tito Palma, (2007), Martín Ocampos (2009), Merardo Romero (2011) y Carlos Manuel Artaza (2013 ofrendaron sus vidas en el ejercicio del oficio periodístico. También Marcelino Vázquez, dueño de la radio “Sin Fronteras” de Pedro Juan Caballero, fue asesinado, el año pasado.

Las amenazas a la vida persisten y son señales de máxima alerta. La seguridad de las y los periodistas que trabajan en Pedro Juan Caballero debe ser reforzada pues también reciben amenazas de muerte. Pero, desgraciadamente, los ataques y amenazas se producen también en otras regiones del país, con similar trasfondo: el intento de acallar a las y los trabajadores de prensa que denuncian todo tipo de negocios ilegales, negocios que, en recurrentes ocasiones, tienen respaldo de los operadores políticos y autoridades públicas.

Las amenazas de muerte y los asesinatos son las salidas radicales que las bandas delictivas aplican contra los y las periodistas. Pero no son las únicas pues, lamentablemente, debemos referirnos también a los procesos judiciales contra periodistas que son imputados y procesados por exponer la realidad ante la ciudadanía a través de los medios de comunicación en que desempeñan labores.

La impunidad es la marca registrada en la mayoría de estos casos, y al igual que en la sociedad toda, quienes tienen poder y recursos económicos tienen vía libre para quedar sin castigo alguno. La tarea que nos impone la historia es construir justicia. Una justicia que esté al servicio de la gente y que sirva de ejemplo para evitar nuevos crímenes. Una justicia que investigue y esclarezca por qué y quiénes asesinaron a Fausto Gabriel Alcaraz. Una justicia que juzgue y condene a los culpables.

En un país donde la impunidad es el pan nuestro de cada día y que no sólo se refiere a los crímenes contra los y las periodistas, nuestro Sindicato expresa su compromiso de exterminar con esa estructura corrupta y terrorista. Llamamos a todas las organizaciones sindicales, campesinas, estudiantiles, indígenas y de derechos humanos a asumir en masa y organizadamente ese compromiso.

El SPP insta a las autoridades a hacerse presente en Pedro Juan Caballero, para poner en valor el conflicto político existente en cuyo marco no es posible pensar soluciones pacíficas, desarrollando acciones que devuelvan la seguridad a la población. Creemos que es necesario el cambio en la matriz económica departamental que tiene en cultivo ilegal de la marihuana y el tráfico de drogas la fuente de la reiterada violencia de la que nuestros compañeros informan día a día.

ADDITIONAL INFORMATION
Qué están diciendo otros miembros de IFEX

Último tweet:

#NGOLaw violates #Egypt's Constitution and @UNHumanRights to practice civic activities freely #ngosnotcriminals https://t.co/cdqAkpmZ4W