REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Una victoria en la lucha por las libertades en línea

¿Cómo una pequeña ONG paraguaya ayudó a derrotar un proyecto de ley que habría obligado a los ISP a retener información de los clientes durante 12 meses?

El equipo de la campaña #pyrawebs
El equipo de la campaña #pyrawebs

TEDIC via Flickr

Cuando un proyecto de ley de retención de datos se introdujo en el Senado de Paraguay a mediados de 2014, la Asociación TEDIC, una organización relativamente nueva en la defensa de los derechos digitales en el país, tomó nota. TEDIC sabía que si el proyecto de ley era aprobado en la Cámara de Diputados de la nación, la privacidad y la información personal de todos los paraguayos se verían comprometidas. Con la ayuda de socios internacionales y un público comprometido, lanzaron una campaña llamada #Pyrawebs para convencer a los diputados de rechazar el proyecto de ley tal como se proponía, y en marzo de 2015 tuvieron éxito.

El proyecto de ley volvió al Senado para ser reformado y la campaña pasó a la segunda etapa. Erin Woycik, Editora de IFEX para Las Américas, le preguntó a Maricarmen Sequera, la directora de TEDIC, sobre la campaña y la forma en que ayudó a la gente a ver la conexión entre una ley digital potencialmente abstracta y el impacto que tendría sobre sus derechos y libertades.

En primer lugar, para establecer el contexto general: ¿Quién introdujo el proyecto de ley Pyrawebs en Paraguay, y quién tenía mayor interés en verlo aprobado?

La Fiscalía General de la República y el Ministerio del Interior fueron los responsables de la redacción y el cabildeo en el Congreso Nacional para buscar senadores interesados en empujar el proyecto de ley en el Congreso. Y consiguieron 4 senadores de diferentes partidos.
La Fiscalía de Delítos Informáticos (con 3 fiscales actualmente) es el que tiene mayor interés, porque tienen convenio de capacitación judicial con EEUU a través de la OEA y Proyectos de USAID: Umbral II.

¿Cuál fue el objetivo principal de su campaña? ¿Tuvo objetivos secundarios también?

Rechazar el proyecto de ley de conservación de datos de tráfico fue el objetivo principal. Los secundarios fueron instalar el debate de los derechos digitales en Paraguay, y aumentar la credibilidad de TEDIC como una organización joven y la única que defiende los derechos digitales en Paraguay.

Al principio, ¿cuáles fueron los principales retos esperados, y cómo los abordaron? (Por ejemplo - ¿tuvo que concientizar acerca de las implicaciones de la ley? Si es así, ¿qué herramientas usó?)

Como se mencionó, en primer lugar nuestro reto fue instalar el debate sobre los derechos humanos que estaban en juego con el proyecto de ley. Gran parte de los argumentos que han circulado en diversos medios sobre #pyrawebs nacieron del estudio cuidadoso de profesionales especializados en derechos digitales sobre el proyecto de ley. Este trabajo fue crucial como punto de partida de la campaña. A mediados del 2014, cuando tuvimos conocimiento del proyecto, consideramos urgente frenar su aprobación, pero ello requeriría mucha preparación argumentativa primero.

Maricarmen Sequera, abogada experta en la materia del equipo de TEDIC, que mas tarde su suma Katitza Rodríguez de la Electronic Frontier Foundation y luego de Javier Palleros de Accessnow.org, realizaron un análisis exhaustivo de la ley y formularon el posicionamiento de la organización. Ya con una postura clara y robusta sobre el tema, armamos mensajes sencillos para llegar a la gente, que sean fáciles de compartir.

El nombre de la campaña fue clave para la concientización del público. La palabra viene del idioma guaraní donde la palabra “pyrague” tiene un significado contundente para la historia Paraguaya. Desde el inicio, la dictadura de Alfredo Stroessner ha sido la analogía más cercana y más poderosa que encontramos para representar el tipo de sociedad que construyen estas leyes. Con la palabra adaptada a la internet: “Pyrawebs” hizo el 50% de la campaña comunicacional para cualquier persona que utiliza o no internet en su vida diaria en Paraguay. Esto implicó un riesgo, ya que muchas personas todavía comulgan con el stronismo. Pero logramos un balance con otras figuras como la del ojo del gran hermano o haciendo mucho énfasis en el carácter inconstitucional del proyecto. Una de las acciones más exitosas fue el TuiterAcción #Pyrawebs ―una herramienta que permitió enviar mensajes en Twitter a cada diputado para exigirles que rechacen el proyecto de ley.

El segundo desafío fue fortalecer la capacidad de los usuarios de Internet en derechos digitales a través de dos talleres sobre la privacidad al público en general, dos webinars, dos audiencias públicas, y cuatro charlas en universidades. La participaron fue en un total de 400 personas aproximadamente.

En estos talleres conocimos a quienes se convertirían en importantes multiplicadores de información: jóvenes programadores, comunicadores, abogados, entre otros. Otro evento de relevancia ha sido la proyección del documental Citizenfour. Allí dimensionamos los abusos que un gobierno es capaz de cometer interceptando las comunicaciones privadas de sus ciudadanos.

También aprovechamos para llamar a la acción contra el proyecto de ley, que pronto sería tratado en la Cámara de Diputados.

¿Esperaba que algún desafío inesperado surgiera durante la campaña? (¿cuál era y cómo lo manejó?)

Teníamos todo en contra nuestra, por varias razones: somos una organización pequeña, y nueva por lo que no había credibilidad. El nicho de público que manejamos es pequeño, no teníamos experiencia en cabildeo en el congreso ni con la prensa local.

Los desafíos que nos planteamos en el inicio de la campaña realmente eran inesperados. No contamos que íbamos a lograr un rechazo por unanimidad de la cámara de diputados. El desafío está en que en la segunda etapa de la campaña tome la misma formula para llegar a unanimidad en el senado, resultado dudoso ya que la coyuntura política ha cambiado.

Una campaña puede sentirse como una montaña rusa. ¿Tuvo algún punto bajo que se haya destacado? ¿Un punto alto?

Puntos bajos
• La primera parte de la campaña fue solo comprensible para tecnólogos. Cuando hablamos de cuestiones técnicas de la ley teníamos muy poca audiencia, el público en general no comprendía que sus derechos estaban en juego. Todo lo contrario cuando la comunicación fue clara, fácil, divertida y contundente. Tomamos como una lección aprendida, que ahondar en términos técnicos sólo ayuda a que la gente nos respete como los “expertos” en la materia pero no como capaces de movilizar una campaña masiva.

• Sin financiación. “Nuestros bolsillos están llenos de entusiasmos”, sin ningún recurso económico se realizó la campaña. Esto dificultó a que el equipo TEDIC esté 100% en el proyecto, en los tres últimos meses de la campaña todo el grupo de trabajo decidió poner todos los esfuerzos y cubrir costos para las charlas, promoción, traslados para las entrevistas en los medios, la pintata y una fiesta. En la segunda etapa no se cuenta con la misma fuerza y recursos tanto para realizar las audiencias con los senadores, charlar y mayor debate.

• Falta de credibilidad de TEDIC a actores importantes. En la primera parte de la campaña la prensa local, los abogados de DDHH y juristas constitucionalistas no hicieron eco, solo cuando CIDH, UNESCO y organizaciones internacionales tomaron postura.

Puntos Altos
• Las últimas cuatro semanas antes de la sesión de diputados, porque la campaña aparecía en muchos medios medios, por ejemplo ocupó 38 páginas de los principales siete medios escritos del país, llegó a la tapa de tres diarios al día siguiente del rechazo en diputados, más de 47 menciones, entrevistas, debates, etc., en las principales 12 radios del país, y más de 17 menciones, entrevistas, y debates en los principales ocho canales de TV del país. La utilización de las redes sociales fue crucial. #Pyrawebs fue trending durante cuatro días en Paraguay. Durante el día de la votación se tuvo un impacto en twitter de siete millones de usuarios a nivel mundial (mayor a la población paraguaya).

• La primera audiencia pública realizada por la comisión de DDHH del diputados. La presencia de EFF fue contundente para demostrar que había respaldo internacional.

• Edison Lanza, el relator de libertad de expresión de CIDH emite una carta oficial de opinión contra el proyecto de ley. Asimismo Guilherme Canela de UNESCO.

• Nuestras alianzas: Derechos Digitales de Chile se suma a la difusión, diseñando más panfletos, y Amnistía Internacional Paraguay se une en las últimas dos semanas con una mayor difusión en las redes sociales.

• Un grupo de jóvenes del interior de país se suman a la campaña. Hicieron calcomanías y camisetas, promoción en las calles, y se involucraron en el proceso entero.

• La decisión de la cámara de diputados de rechazar por unanimidad el proyecto de ley.

¿Qué identifica como los partes de la estrategia que más contribuyeron al éxito de la campaña?

• El mensaje: Uno de los problemas al hacer campañas sobre temas de tecnología es que es difícil salir del nicho de tecnólogos, pero nosotros logramos salir y comunicar a un público general. El nombre de la campaña: “Pyrawebs” facilitó estratégicamente y promocionalmente la campaña.

• La coyuntura: Paraguay está pasando por un proceso participativo de la sociedad civil muy interesante.

• Las alianzas: Con organizaciones internacionales, representantes de organismos internacionales, y con la comisión de DDHH de la cámara de diputados.

• Los medios de comunicación.

¿Qué consejo le daría a otros grupos que tratan de bloquear legislación de este tipo en su propio país?

Al hacer campañas sobre vigilancia masiva, el problema es que es difícil generar resonancia sobre el problema sin causar miedo que paralice a las personas y no las aliente a involucrarse. Apelar a la figura paraguaya del pyrague y darle un toque moderno (y hasta de humor) con el “webs” ayudó a darle frescura a un tema difícil, así como simplificarlo y hacerlo comprensible para no-tecnólogos y no-tecnólogas.

Otro consejo podría ser que es importante no quedarse sólo en la prensa o radio de cobertura nacional, sino darles la misma importancia a los medios comunitarios. Finalmente, son ellos los que promoverán las acciones de base – y conseguir espacio en ellos es siempre un gol para las campañas. Asimismo, buscar cobertura internacional ayudará a mostrar la importancia de un tema.

Algunos de estos factores, como la coyuntura, son difíciles de replicar en otros contextos – pero consideramos que vale la pena mencionarlos porque muestran cómo organizaciones pequeñas lograron orquestar esfuerzos en una guerra difícil de ganar.

Actualización: El 4 de junio el equipo de la campaña era victorioso cuando el senado rechaza el proyecto de ley también. Adios, #Pyrawebs.

Último tweet:

Ugandan editors charged over presidential age limit stories https://t.co/yHM9DRXeGm @ug_lawsociety @OxfaminUganda… https://t.co/xfQlgn7You