REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Múltiples agresiones a periodistas durante confrontación en Perú

(SIP/IFEX) - Miami, 27 de octubre de 2012 - La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) reclamó al gobierno del Perú investigar con la mayor inmediatez los graves incidentes ocurridos esta semana en un mercado de Lima, que causaron al menos dos muertos, un centenar de heridos, así como agresiones físicas, despojo de herramientas de trabajo y amenazas contra reporteros de distintos medios.

Los días 25 y 26 de octubre, durante la cobertura de un operativo policial realizado en el mercado La Parada, en el distrito de La Victoria (Lima), comerciantes y delincuentes atacaron a periodistas, reporteros gráficos y camarógrafos robándoles sus cámaras, amenazándolos y agrediéndolos físicamente.

“Lo que ocurrió fue extremadamente grave y el gobierno del presidente Ollanta Humala tiene el deber de indagar lo que pasó. Si bien en este caso la fuerza policial no tuvo relación con los ataques sino que los responsables fueron particulares, hubo igualmente un claro ataque a la libertad de informar que no puede quedar impune”, declaró Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP.

Según el Consejo de la Prensa Peruana, Hugo Alejos, fotógrafo de la revista Caretas, fue despojado de su cámara. Tanto Alejo como Luis García, reportero de TV Perú, fueron atacados con piedras y vidrios por vándalos que les causaron lesiones de gravedad. También fueron víctimas de la violencia Peter Román, reportero de América TV y su camarógrafo, Alessandro Currarino, fotógrafo del diario El Comercio, Israel Guzmán, periodista de Caretas, y el equipo de prensa de Primera Noticia de ATV.

La gravedad de los incidentes llevó incluso al periodista Luis Corrales, de Canal N, a arriesgar su integridad física para ayudar a un policía herido con quien la turba se había ensañado.

El Consejo de la Prensa Peruana solicitó al ministro del Interior, Wilfredo Pedraza, “una inmediata y exhaustiva investigación para identificar a los responsables” de modo que “estos condenables hechos no queden impunes”.

El aumento de la cantidad de amenazas, actos de intimidación y agresiones físicas y verbales contra periodistas que cubren conflictos sociales y manifestaciones sindicales “nos preocupa particularmente, en especial teniendo en cuenta que no se trata de situaciones circunstanciales sino de una aparente tendencia”, añadió Paolillo, director del semanario Búsqueda de Montevideo, Uruguay.

La última Asamblea General de la SIP realizada en San Pablo (Brasil) denunció que durante el período marzo/octubre de 2012 “el clima de tensión bajo el cual la prensa desarrolló su labor no disminuyó y por el contrario se observó con preocupación que aumentó la violencia contra periodistas”.

La SIP recordó que la Declaración de Chapultepec advierte en su Principio 4 que “el asesinato, el terrorismo, el secuestro, las presiones, la intimidación, la prisión injusta de los periodistas, la destrucción material de los medios de comunicación, la violencia de cualquier tipo y la impunidad de los agresores, coartan severamente la libertad de expresión y de prensa. Estos actos deben ser investigados con prontitud y sancionados con severidad”.

Último tweet:

#AsiaPacific Nov roundup: NGOs targeted, military abuses suppressed, #Ampatuan victims remembered #Malaysia #Burma https://t.co/jHhB89G5zE