REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Otro periodista baleado

La policía en Filipinas debe intensificar las investigaciones de asesinatos de periodistas tras el asesinato la semana pasada de un comentarista de radio, el cuarto periodista filipino asesinado en junio, dicen el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y Reporteros sin Fronteras (RSF).

Un pistolero enmascarado baleó y mató a Jonathan Petalvero el 27 de junio en un restaurante en Bayugan, una pequeña ciudad en la isla de Mindanao, en el sur, según el Sindicato Nacional de Periodistas de Filipinas (NUJP), una organización afiliada a la FIP. Petalvero, que tenía un programa de radio en la estación DXFM, fue declarado "muerto al llegar" en un hospital local.

"Aunque aún no se ha verificado una conexión directa entre el asesinato de Petalvero y su trabajo como periodista, no hay duda de que este tipo de ataque es congruente con el terrorífico patrón de antagonismo contra los difusores de radio en Filipinas," dijo la FIP.

La policía nacional de Filipinas creó un grupo de trabajo (grupo de trabajo USIG) para investigar los asesinatos de medios en Filipinas, que ocurren con frecuencia y con casi total impunidad, dice el CPJ.

"Mientras los crímenes no se investiguen con éxito, la irrupción de violencia contra la prensa en junio socavará la confianza de los periodistas filipinos", dijo el CPJ. "Es esencial que el grupo de trabajo USIG responda inmediatamente para identificar a los atacantes y proteger a los testigos que podrían ayudar a persecuciones exitosas".

El comentario de Petalvero se transmitía como difusión en "tiempo de bloque", una práctica frecuente en Filipinas en la cual los comentaristas compran tiempo aire a las estaciones locales y ofrecen su propia publicidad. Numerosos locutores de "tiempo de bloque" han sido asesinados en los últimos años.

En este caso, los comentarios de Petalvero se difundían en una estación propiedad de un político local, según el NUJP. Petalvero era conocido por sus comentarios mordaces sobre la corrupción dentro de la comunidad. Además planeaba postularse para un puesto en el concejo local en 2010.

Las Filipinas están en sexto lugar en todo el mundo entre los países que no procesan los casos de periodistas muertos por su trabajo, según el Índice de Impunidad del CPJ. La Campaña Global contra la Impunidad del CPJ busca justicia en los asesinatos de periodistas en cooperación con socios locales como el miembro de IFEX Center for Media Freedom and Responsibility (Centro por la Libertad y Responsabilidad de los Medios, CMFR).

Último tweet:

Periodistas de América Latina reflexionaron en torno a los riesgos del ejercicio periodístico y la lucha contra la… https://t.co/RsJyAfLdX1