REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Asesinatos en el sur sugieren violaciones sistemáticas a los derechos humanos

El periodista de investigación Adulmalik Akhmedilov fue muerto el 11 de agosto en Dagestán
El periodista de investigación Adulmalik Akhmedilov fue muerto el 11 de agosto en Dagestán

ITAR-TASS

Los cuerpos acribillados de una activista chechena y su marido fueron encontrados en el maletero de su auto en Grozny la semana pasada, un día después de haber sido secuestrados. Mientras tanto, en el vecino Dagestán, un famoso periodista de investigación fue muerto. Los miembros de IFEX ARTICLE 19. Human Rights Watch y otros dicen que la violencia es un signo de que en la Rusia actual, especialmente en Chechenia, las voces independientes siguen siendo silenciadas sin piedad.

Según ARTICLE 19 y Human Rights Watch, Zarema Sadulayeva y su marido, Alik Dzhabrailov, fueron secuestrados el 10 de agosto en la oficina de su grupo Salvemos a la Generación. Los asesinatos ocurrieron menos de un mes después de que la activista de derechos Nataliya Estemirova fue secuestrada y asesinada en la inestable región rusa tras denunciar supuestos abusos contra los derechos humanos por parte del régimen del presidente checheno Ramzan Kadyrov.

ARTICLE 19 y Human Rights Watch informan que los testigos vieron a cinco hombres entrar a la oficina y exigir a Sadulayeva y su esposo que los acompañaran. Luego volvieron a recoger el teléfono celular y el automóvil de Sadulayeva. Se informa que los hombres se identificaron como representantes de los servicios de seguridad del Estado.

Cuando los activistas pidieron la ayuda de agentes de policía, éstos se negaron a actuar, dice ARTICLE 19.

Salvemos a la Generación ayuda a víctimas de los conflictos armados en Chechenia, especialmente a niños discapacitados, y trabaja estrechamente con UNICEF.

Los activistas de derechos han culpado desde hace mucho a las fuerzas de Kadyrov de secuestros, asesinatos y tortura; y de la impunidad que normalmente los acompaña. Acusaron al líder respaldado por el Kremlin de estar detrás del asesinato de Estemirova, ocurrido el 15 de julio, lo que Kadyrov ha negado.

Según agencias de noticias rusas e informes noticiosos internacionales, el líder checheno acusó de los asesinatos más recientes a fuerzas no identificadas que desean desestabilizar la república. "Ésto es un reto para la sociedad, un intento para intimidar el pueblo de Chechenia", dijo.

"Las esperanzas de que el fin oficial de la supuesta 'operación contra el terrorismo' en Chechenia en abril de 2009 mejorarían la situación de derechos humanos se redujeron. La deteriorada situación de seguridad redujo la capacidad de las ONG de trabajar en la región", dijo ARTICLE 19.

"Estos últimos asesinatos muestran que no sólo los activistas de derechos humanos y periodistas son atacados y silenciados por expresar puntos de vista críticos, sino que esto se ha extendido a cualquiera que trabaje en cuestiones que se pudieran considerar críticas hacia el Gobierno o constituyan activismo civil", agregó ARTICLE 19.

Según Human Rights Watch, el asesinato de Sadulayeva y Dzhabrailov eleva a cuatro el número de activistas que trabajaban en Chechenia que fueron muertos este año. Además de Estemirova, Stanislav Markelov, un prominente abogado de derechos humanos, fue asesinado en enero.

Human Rights Watch está pidiendo una investigación federal independiente que también examine la posibilidad de colusión por parte de funcionarios locales, y ofrezca protección a los testigos.

Mientras tanto, Abdulmalik Akhmedilov, director adjunto del diario en idioma avar "Hakikat" (La verdad) y editor en jefe de la publicación mensual periódica "Sogratl", fue baleado en su automóvil el 11 de agosto en las afueras de la capital de Dagestán, Makhachkala, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Según fuentes del CPJ, Akhmedilov criticó duramente a las fuerzas federales y locales por suprimir el disenso político y religioso con el disfraz de una campaña "contra el extremismo". La campaña gubernamental está supuestamente diseñada para restringir la difusión del wahhabismo, una forma conservadora del islam, que ha ganado en popularidad en Dagestán y otras repúblicas del Cáucaso del norte.

El servicio ruso de Radio Europa Libre/Radio Liberty (RFE/RL) dice que Akhmedilov también era conocido por sus reportajes de investigación sobre los recientes asesinatos de funcionarios de Dagestán.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Ukraine: Police arrest man In connection to killing of activist Kateryna Gandziuk https://t.co/qvYCw5O7V5