REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Defensora de los derechos humanos fue asesinada brutalmente

Natalia Estemirova
Natalia Estemirova

Beowulf Sheehan/PEN American Center

Natalia Estemirova, una activista y periodista laureada dedicada a denunciar los abusos contra los derechos humanos de las fuerzas de seguridad y autoridades rusas en Chechenia, fue descaradamente secuestrada y baleada la semana pasada. El Centro para el Periodismo en Situaciones Extremas (CJES) Human Rights Watch (HRW), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y varios otros miembros de IFEX informaron del homicidio.

El 15 de julio, cuatro hombres obligaron Estemirova a abordar un vehículo fuera de su apartamento en un vecindario densamente poblado en Grozny, capital de Chechenia. “¡Me están secuestrando!” gritó, según testigos. Ocho horas después, su cuerpo fue encontrado con heridas de escopeta en el cabeza y el pecho en una zona boscosa en la región vecina deIngushetia.

Estemirova, de 50 años, trabajaba en la oficina Grozny de Memorial, la más importante ONG de derechos humanos de Rusia. También era una colaboradora frecuente del sitio web de noticias independiente del Cáucaso “Kavkazsky Uzel” y el periódico independiente “Novaya Gazeta”.

“Creía que se impondrían la determinación y el valor, la persistencia y audacia de los que no están preparados para reconciliarse con la ilegalidad”, escribió el CJES. “Su último artículo fue publicado después de su muerte. Dio la vida por eso”.

Estemirova ayudó a varias organizaciones internacionales en su investigación en la región. En el momento de su muerte, estaba colaborando con Human Rights Watch en un informe para investigar el reciente aumento en ejecuciones extrajudiciales, incendios de casas y detenciones arbitrarias en Chechenia. También era una fuente confiable para los periodistas y era reconocida por su diligencia. Frecuentemente colaboraba con su amiga la periodistaAnna Politkovskaya, quién fue asesinada en 2006 por informar de graves infracciones a los derechos humanos de las fuerzas de seguridad en Chechenia. El 25 de junio, la Suprema Corte de Rusia anuló la absolución de cuatro sospechosos del homicidio de Politkovskaya y ordenó un nuevo juicio.

El día que fue asesinada, Estemirova tenía en su agenda ser entrevistada por el canal de noticias France 24 acerca de sus investigaciones de los asesinatos, desapariciones y tortura de los separatistas chechenos y sus parientes, crímenes supuestamente atribuidos a empleados del presidente checheno Ramzan Kadyrov, según la agencia de noticias.

A pesar de suscitar abiertos repudios de los Gobiernos, las ONG y periodistas de todo el mundo, la muerte de Estemirova recibió una cobertura escasa en os principales medios rusos, dice RSF, y agrega que los periódicos y canales de televisión rusos han pasado a una mayor propiedad del e influencia del estado durante la última década.

Estemirova, una madre soltera, deja a su hija de 15 años. Fue ganadora del Premio Densor de Human Rights Watch (2007), el premio Anna Politkovskaya (2007), la Medalla Robert Schuman del Parlamento Europeo (2005), y el premio del Parlamento Sueco por el “Derecho a la Supervivencia” (2004).

Human Rights Watch informa que el asesinato de Estemirova sigue a tres recientes ejecuciones a plena luz del día de críticos del Gobierno y las acciones militares en Chechenia. “Parece que comenzó la temporada de caza contra cualquiera que trate de destacar los terribles abusos contra los derechos humanos en Chechenia”, dijo Kenneth Roth de Human Rights Watch.

El mes pasado, se publicó un informe de la FIP que dio seguimiento a los asesinatos de periodistas en Rusia desde 1993. El informe, “Partial Justice” declara que muchas de las 124 muertes de periodistas en este periodo pueden haber ocurrido como resultado directo de su trabajo. La investigación encontró que de los 10 casos de asesinatos de periodistas que fueron llevados a juicio desde 1997, sólo dos llevaron al encarcelamiento de los responsables.

Memorial cerró su oficina en Chechenia, por razones de seguridad y en protesta según Reuters.

Una declaración de la semana pasada de la afiliada de la FIP el Sindicato Ruso de Periodistas resumió el sentimiento de las organizaciones de la libre expresión en todo el mundo. “El asesinato de Natalia Estemirova nos deja furiosos e indefensos”, dijo.

Último tweet:

Law Society of Kenya revives its protest against the shut down of three private television stations by the governme… https://t.co/rnJcpTRcDs