REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Un estado naciente está lisiando a su propia prensa y su futuro

Bandera de Kosovo.
Bandera de Kosovo.

Más de dos años después de haber declarado su independencia, Kosovo necesita con urgencia una prensa libre que denuncie "las lacras que minan" al país, dice un nuevo informe de Reporteros sin Fronteras (RSF). "Kosovo: Still not too late for press freedom" (Kosovo: Aún no es demasiado tarde para la libertad de prensa) dice que periodistas en el nuevo país se encuentran bajo amenaza de militantes nacionalistas y bajo presiones financieras, y se les niega el acceso a la información, y cada esfera del gobierno trata de controlar sus decisiones editoriales. RSF se reunió con periodistas y nuevos blogueros, quienes tratan de trabajar dentro de un marco ético, a pesar de los numerosos elementos políticos y penales que operan en su contra.

Hasta ahora, el estado de Kosovo ha obtenido el respaldo de 69 países, incluyendo EE. UU. y la mayoría de los estados de la Unión Europea (UE), dicen los informes noticiosos. El 22 julio del 2010, el Tribunal Internacional de Justicia emitió un fallo indicando que la independencia del país de Serbia en 2008 no viola el derecho internacional. El primer ministro Hashim Thaçi indico que le gustaría ver que Kosovo se uniera a la UE. "Sin embargo, para lograr esto, deberá ofrecer un compromiso más serio de respeto a la libertad de prensa", dice RSF.

La Televisión pública es la fuente de medios más grande y la más influyente sobre la población. Pero está siendo controlada cada vez más por Thaçi y su partido en el Gobierno. Un naciente sector del Internet ofrece oportunidades de independencia pero es vulnerable en el aspecto financiero.

Cualquier periodista que critique las decisiones del gobierno o denuncie corrupción es atacado por la clase política, acusado de ser un traidor o un espía serbio. Las acusaciones están diseñadas para destruir la credibilidad de los periodistas ante los ojos del público, y para señalarlos como blanco de los militantes nacionalistas

A los periodistas que “se pasan de la raya” se les recomienda “autodisciplinarse” o arriesgar que un miembro de su familia pierda su trabajo, no se le renueve un contrato o que sus hijos sean amenazados El estado genera la mayoría de los empleos en el naciente país. Los periódicos que son vistos como “demasiado independientes” son sujetos de frecuentes investigaciones fiscales o se les niega el acceso a datos y fondos públicos. Como resultado de esto, los periodistas aprenden a autocensurarse.

El acceso a la información es virtualmente inexistente, con una falta de disponibilidad de información sobre: datos financieros, manejo del agua, electricidad, desarrollo inmobiliario, permisos de construcción y permisos para nuevos negocios.

Los propios periodistas son vulnerables a ser explotados pues no tienen derechos, se les paga mal o nada y trabajan sin contratos de empleo ni seguridad social de ningún tipo. Así pues, algunos obtienen ingresos lucrativos a través de una cobertura negativa de enemigos de los políticos locales y de líderes empresariales, dice RSF. Las excepciones son los diarios independientes "Koha Ditore" y "Zëri" los cuales tratan de ofrecer condiciones justas de trabajo. Son además los únicos periódicos con credibilidad en el país, que resisten la presión de la interferencia gubernamental.

Otro tema importante es la ausencia de una industria publicitaria fuerte e independiente que ofrezca financiar la diversidad de medios. "Koha Ditore" puede aferrarse a su independencia pues controla cada etapa de su producción, son dueños de sus propias imprentas, de tal forma que no están a merced del mercado publicitario bajo el control del gobierno. También posee una gran flexibilidad editorial y se toma el tiempo necesario para corroborar la precisión de sus artículos. Ocasionalmente salen a la luz nuevos periódicos, con vasto fondeo económico, pero sin apoyo de patrocinadores, que tratan de atraer a periodistas más profesionales. Sin embargo RSF reporta que pocos aceptan estas ofertas ya que los periódicos están financiados por elementos delictivos con una posición política particular.

En el sector de la radiodifusión, la radio y televisión públicas Radio Televizioni i Kosovës (RTK) domina las pantallas de televisión y opera bajo estricto control del gobierno. RTK prácticamente no produce programas políticos ni de debate con distintos puntos de vista sobre política. Los periodistas de RTK están conscientes de que cuando entrevistan a un ministro, están tratando con un empleador. “Tratamos de incluir otras filmaciones durante nuestros ´viajes organizados´ pero sabemos muy bien que es una pérdida de tiempo. Hacemos estas entrevistas para no perder práctica, con la esperanza de que algún día tendremos verdaderas reuniones editoriales” dice un periodista de RTK.

Aunque la violencia contra periodistas es poco común, una bomba explotó en el patio del hogar de un editor el pasado 20 de julio, informa el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI). Caslav Milisavljevic, redactor en jefe de Radio Kosovska Mitrovica, fue el blanco de la explosión. Nadie salió herido; Sin embargo, tres automóviles sufrieron daños.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Two years ago, a Colombian court finally sentenced the first assailant in the case of journalist Jineth Bedoya. But… https://t.co/JTEGWFFTef