REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Presidente rechaza proyecto de ley que penaliza la difamación

Tras la indignación pública, la Presidenta de Kosovo rechazó la semana una ley propuesta que penalizaba la calumnia y permitía encarcelar a los periodistas si no revelaban sus fuentes, informan la South East Europe Media Organisation (Organización de Medios de Comunicación del Sureste Europeo, SEEMO), una organización afiliada del International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI), y Human Rights Watch.

En una declaración, la presidenta Atifete Jahjaga calificó a las propuestas de contrarias a la Constitución de Kosovo, dicen los informes noticiosos. Envió el Código Penal propuesto de vuelta al Parlamento para su revisión y cambios, tras amplias críticas de periodistas y miembros de IFEX.

Los miembros saludaron la decisión, y están instando a los parlamentarios a volver a trabajar en las propuestas.

"Las nuevas estipulaciones legales violan las normas de libertad de expresión y harían que trabajar en el país fuera extremadamente peligroso", dijo el secretario general de SEEMO Oliver Vujovic. "Estas enmiendas tienen que cambiar y la difamación y la calumnia [se deben] despenalizar por completo".

Según el código propuesto las infracciones eran punibles con una sentencia de cárcel de al menos tres años .

Las propuestas podrían haber desalentado a periodistas de los informes de investigación sobre temas delicados, como corrupción por políticos de alto rango, y volver a los denunciantes renuentes a salir a la luz, afirma Human Rights Watch.

Según SEEMO, la Asamblea Nacional adoptó el código el 20 de abril, pesar de protestas y advertencias de periodistas y miembros de IFEX de que erosionaría de forma importante la de por sí precaria libertad de medios en Kosovo.

Los representantes de medios se reunieron con Jahjaga y le pidieron no firmarla y devolverla al Parlamento. Los periodistas kosovares boicotearon las noticias del Gobierno y el Parlamento el Día Mundial de la Libertad de Prensa el 3 de mayo. Los diarios, incluyendo los medios operados por el Estado, publicaron "Dejen de jugar" en sus primeras planas y no cubrieron las actividades de las instituciones ni las difundieron, dicen los informes noticiosos.

Según los informes noticiosos, el ministro de justicia Hajredin Kuqi envió una carta de apoyo a los medios en que pedía a la Presidenta devolver la ley al Parlamento. Kuqi prometió enunciar si la ley entraba en vigor, aunque su ministerio patrocinó la propuesta en el Parlamento.

El código va en contra de los ideales europeos de despenalizar la difamación y proteger a los denunciantes, dice Human Rights Watch. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos dejó claro que los tribunales nacionales deberán abstenerse de aplicar sentencias de cárcel por difamación, señala Human Rights Watch.

Se han sentido reveses similares a la libertad de prensa en la región. El mes pasado en el vecino Montenegro, se impuso al periodista Petar Komnenic una sentencia de cárcel de cuatro meses por calumnia, a pesar de que la calumnia fue despenalizada poco después de que el periodista fue declarado culpable, informa el Committee to Protect Journalists (CPJ).

En Hungría, cientos de miles de personas han protestado contra las recientes leyes de medios que permiten que un consejo de medios nombrado por el Gobierno imponga multas masivas a los periodistas por cobertura "desequilibrada" o "insultante". También otorga a las autoridades facultades para obligar a los periodistas a revelar sus fuentes.

Último tweet:

Reprieve and Release for two Ugandan journalists. In separate incidents: Top Radio journalist Richard Kasule aka Ka… https://t.co/7JNT9rLgbD