REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Autor británico arrestado por libro sobre la pena de muerte; película sobre prisioneros políticos proscrita

El periodista británico Alan Shadrake encara hasta dos años de prisión por su libro sobre la pena de muerte in Singapur.
El periodista británico Alan Shadrake encara hasta dos años de prisión por su libro sobre la pena de muerte in Singapur.

Alan Shadrake

Continua el patrón de represión a la libertad de expresión del gobierno de Singapur con el arresto reciente de un periodista británico por escribir un libro que critica la pena de muerte en la ciudad estado, y la prohibición de una película sobre exprisioneros políticos hecha por un director de Singapur, reporta la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático): (SEAPA), Reporteros sin Fronteras (RSF) y Amnistía Internacional.

Alan Shadrake, de 75 años de edad, es el más reciente de una larga lista de periodistas internacionales y periódicos acusados tras publicar opiniones críticas de los líderes de Singapur. Fue arrestado el 18 de julio mientras se encontraba en Singapur para promocionar su libro, Once a Jolly Hangman: Singapur Justice in the Dock (Había una vez un alegre verdugo: la justicia de Singapur en el banquillo de los acusados). Se encuentra acusado de difamación y desacato a tribunal. Liberado bajo fianza el 19 de julio, Shadrake deberá aparecer ante la corte superior de Singapur el 30 de julio. Si se le encuentra culpable del delito de difamación, podría recibir una condena de dos años en prisión además de una considerable multa. El caso es un abuso de la autoridad judicial, dice RSF.

El libro contiene entrevistas con un antiguo verdugo, activistas de derechos humanos, abogados y ex – policías, sobre casos que involucran la pena capital en Singapur. Al Gobierno no le gusta hacer públicas las estadísticas acerca de la pena de muerte, así que la afirmación del editor de que el libro “atraviesa la fachada oficial de silencio, para revelar verdades inquietantes sobre el uso de la pena de muerte por Singapur”, “ha despertado iras” escribe el periodista británico Ben Bland para Índice de la Censura. A Bland se le negó la visa y fue obligado abandonar Singapur el octubre pasado tras trabajar durante un año en la ciudad estado como periodista independiente.

Según "The Guardian", tras ser liberado, Shadrake dijo a los reporteros: "Me siento muy agitado de momento... He estado sentado todo el día frente a un escritorio, siendo interrogado, explicando todos los capítulos de mi libro. Adentrándome en la historia del libro, mis investigaciones, porque escribí el libro".

El enfoque de mano dura del gobierno, manda un mensaje claro para que cualquiera que piense en “investigar y debatir sobre temas sensibles como la pena de muerte, enfrenta el riesgo de consecuencias severas" dice Bland.

Pero el libro no ha sido proscrito. Aunque fue retirado de una de las mayores librerías de Singapur, aparentemente estará disponible en la Biblioteca Nacional de Singapur, pero no podrá ser prestado.

En otro episodio de censura, una película dirigida por el cineasta Martyn See fue prohibida - a partir del 14 de julio– porque se le consideró "contraria al interés público". La Media Development Authority (MDA, Autoridad para el desarrollo de medios), la cual también presentó la querella que condujo al arresto de Shadrake, ordenó a See retirar todas las copias digitales, del filme, descargado en YouTube y en su propio blog. The película:, "Ex-political prisoner speaks out in Singapur" (El prisionero político se manifiesta en Singapur) o “Dr. Lim Hock Siew", registró 49,903 visitas hasta el 12 de julio.

El Gobierno de Singapur dijo que la película de See “presenta una visión distorsionada y engañosa del arresto y detención del Dr. Lim, bajo la Internal Security Act (ISA) (Ley de seguridad interna) en 1963”. Esta es la segunda película de See cuya exhibición es prohibida en Singapur

Amnistía Internacional también reporta que el líder del Partido democrático de Singapur el Dr. Chee Soon Juan – quien ha sido arrestado en repetidas ocasiones y multado – fue convicto por una ofensa más. Fue acusado de “dar un discurso público” de manera ilegal en 2006 y se le multó con S$5,000 o cinco semanas en prisión, porque le pedía a la gente que pasaba, que compraran el periódico de su partido.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

#Argentina: Intendente Claudio Filippa pide a hombres solteros que "abusen" de una periodista - @FOPEAhttps://t.co/SJDHFyiJlZ