REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Miembros de IFEX colaboran y hacen promoción para detener la violencia contra periodistas de Somalia

El 2007 fue un año brutal para los periodistas somalíes: Nueve reporteros fueron muertos, 53 profesionales de los medios fueron arrestados y cinco empresas de medios fueron clausuradas, informa el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ). Las infracciones a la libertad de prensa ascendieron en más de 85 por ciento con respecto al año anterior, a medida que aumentaban el descontento político y la guerra civil.

"Este terrible récord le ha dado a Somalia los poco envidiables títulos del 'país más peligroso de África para los periodistas' y el 'segundo lugar más peligroso para los periodistas en todo el mundo, después de Irak'," dice Omar Faruk Osman, Secretario General del NUSOJ.

Para atraer la atención a los peligros que enfrentan los periodistas en este país devastado por la guerra, Periodistas Canadienses por la Libertad de Expresión (CJFE) homenajeó al difunto periodista somalí-canadiense Ali Iman Sharmarke en noviembre de 2007 con el Premio Tara Singh Hayer, que reconoce a los canadienses por el valor en el periodismo.

En 1999, Sharmarke había vuelto a Somalia desde el exilio en Canadá, para lanzar Horn Afrik – la primera estación independiente de radio y de televisión del país. Fue muerto en agosto pasado, cuando su automóvil pasó sobre una mina a control remoto cuando volvía a su casa después del funeral de otro periodista, Mahad Ahmed Elmi, quien había sido asesinado.

Se hicieron esfuerzos por periodistas exiliados

"Como periodista, uno es el enemigo de todos los grupos en Somalia así que uno es extremadamente vulnerable", dice Falastin Ahmed Iman, una periodista de Horn Afrik.

Iman fue una sobreviviente del mismo estallido que mató a Sharmarke, y huyó a Kenia poco después del incidente. Ahora está entre los más de 55 periodistas que fueron obligados a salir de las regiones centro-sur de Somalia hacia Kenia, Uganda, Etiopía y Europa el año pasado. Muchos de estos profesionales de los medios no tienen identificación ni documentos migratorios y pueden ser deportados. Tienen dificultades para sostenerse financieramente a sí mismos y a sus familias. Iman dice que los periodistas también temen perder sus habilidades porque puede ser difícil ejercer su profesión en el exilio.

Varios miembros de IFEX han estado trabajando juntos, junto con otras organizaciones de derechos humanos, para poyar a periodistas somalíes en el exilio como Iman, a través de fondos de emergencia y apoyo para el desarrollo profesional.

El Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) está trabajando con la East and Horn of Africa Human Rights Defenders Network (Red de Defensores de los Derechos Humanos en el Este y el Cuerno de África, EHAHRD-Net), y buscando otros socios en la construcción de una casa segura para los periodistas exiliados de la región. En respuesta a la crisis en Somalia, en diciembre el NUSOJ creó una casa de seguridad en Djibouti después de que las autoridades cerraron una que había fundado en Hargeisha (Somalilandia). La organización también visitó a periodistas exiliados en África y Europa y escribió cartas de apoyo a autoridades de inmigración para ayudar en los casos de asilo y coordinó la promoción y el apoyo financiero con los miembros de IFEX y otras organizaciones.

"Casi todos los periodistas exiliados tienen protección y apoyo financiero, gracias a la Federación Internacional de Periodistas (FIP), CPJ, EHAHRD-Net, Fondo Nacional para la Democracia (NED), Reporteros sin fronteras (RSF), Freedom House (Casa de la Libertad), el Fondo Rory Peck, Periodistas Ayudando a Periodistas, ARTICLE 19, el Instituto Internacional de Seguridad en las Noticias (INSI), la Asociación Mundial de Periódicos (WAN) y Amnistía Internacional", dice Faruk Osman. "Estos grupos han estado trabajando en cooperación para coordinar su apoyo".

Para conmemorar el Día Internacional de los Derechos Humanos el 10 de diciembre, ARTICLE 19 y el NUSOJ, junto con EHAHRD-Net, Amnistía Internacional y el asesor de derechos humanos de la ONU para Somalia, coordinaron un evento de promoción conjunta para destacar la situación de los periodistas en Somalia. La iniciativa se combinó con el lanzamiento de un programa de capacitación de dos semanas para periodistas exiliados en Nairobi, Kenia, que incluyó talleres sobre medios e informe de conflictos, autorregulación, ética de medios, medios y género, medios y elecciones y buen gobierno. Fue patrocinado por la embajada francesa en Nairobi.

"Hubo un abrumador entusiasmo de parte de los periodistas somalíes por la capacitación y el número de aspirantes excedió con mucho lo que esperábamos. Desde la renovación de la violencia en Somalia, parece haber una necesidad abrumadora y en aumento para apoyar los periodistas somalíes exiliados," dice Roxanne Abdulali, funcionaria del programa para África de ARTICLE 19.

Ampliar el llamado por la seguridad de periodistas mediante acción conjunta

La situación dentro de Somalia sigue siendo extremadamente peligrosa para los muchos periodistas que en forma regular sufren de ataques verbales, acoso e intimidación a manos de las autoridades gubernamentales y los caciques. No se informa de muchas infracciones a la libre expresión, principalmente debido a temores de represalias.

Los miembros de IFEX y otras organizaciones están manteniendo la seguridad de periodistas dentro de Somalia en los encabezados y en las agendas políticas al seguir vigilando y dar a conocer las infracciones a la libre expresión así como mediante acciones conjuntas coordinadas.

"El debate sobre la seguridad de los periodistas deberá ser la cuestión más importante: cómo mejorar la seguridad mediante acciones prácticas, así como buscar la coordinación en los ámbitos nacional e internacional", dice Thomas Hughes, subdirector de Apoyo de Medios Internacionales (IMS).

Así, IMS está organizando para esta primavera una reunión informal entre actores del apoyo a medios nacionales e internacionales que trabajan en Somalia, con un enfoque específico en los ambientes de libertad de prensa y seguridad de los medios. IMS también ha estado trabajando con ARTICLE 19 y otros miembros de IFEX para apoyar el desarrollo y la implementación de la ley de medios de Somalia. Como señala IMS, aunque el proyecto de ley fue aprobado por el Parlamento Federal de Transición en su primera lectura en diciembre de 2007, sigue habiendo la necesidad de revisarlo sustancialmente para armonizarlo con las normas internacionales.

El NUSOJ enviará una delegación a la sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en marzo de 2008 para rendir testimonio sobre la situación de la libertad de expresión y de la prensa en Somalia, así como la situación de derechos humanos más amplia.

También en marzo, el CPJ está planeando una misión a Somalilandia/Somalia, en la que habrá reuniones con funcionarios gubernamentales en Somalilandia (Hargeisa) y Somalia (Baidoa) para promover la protección gubernamental de periodistas de Mogadishu y enmiendas a las leyes de medios de comunicación de Somalia/Somalilandia. El CPJ está interesado en colaborar con la misión. Los grupos interesados pueden ponerse en contacto con el coordinador del programa para África del CPJ, Tom Rhodes, a: [email protected]


Por Katie Meyer, Coordinadora de Alertas/Extensión de IFEX

Último tweet:

Uzbekistan must release journalist Bobomurod Abdullaev and investigate torture allegations https://t.co/VaHNa4c0cb… https://t.co/ddWSNmU1mz