REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Insurgentes prohiben programas de noticias extranjeros y música

Los militantes intensificaron la censura en Somalia. La milicia integrista Al-Shabaab prohibió en las regiones que controla los programas de la BBC y la Voz de las Américas que se retransmiten a través de las estaciones locales de FM, informan el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) y Reporteros sin Fronteras (RSF). La milicia considera que la programación es "propaganda cristiana" en contra del islam. Otro grupo insurgente impuso un edicto a las estaciones de radio de la capital, Mogadishu, para que no transmitieran música ni canciones.

Una declaración de Al-Shabaab acusa a la BBC de difundir programas "en contra de los musulmanes y el islam". Al-Shabaab procedió a allanar las oficinas de la BBC en Baidoa, Mogadishu y Jowhar, dicen periodistas locales. Se ordenó a las estaciones de radio terminar la programación el 9 de abril; si no cumplían su equipo sería decomisado. Al-Shabaab confiscó los transmisores de FM y los platos de satélite de la corporación en cinco regiones.

La intimidación y las amenazas de muerte contra periodistas han garantizado la autocensura, y la prohibición debilitará gravemente el acceso a la información del público, informa el NUSOJ. Al-Shabaab ha aterrorizado a los medios al asesinar y secuestrar periodistas. "Todos los que dicen una palabra de verdad deben ser asesinados; esta es la amenaza de Al Shabaab", dijo un periodista local.

En los últimos dos meses, muchos periodistas radiofónicos han sido detenidos o secuestrados por Al-Shabaab durante unos cuantos días y luego liberados, entre ellos Abdikarim Mohamed Bulhan de Radio Shabelle, el periodista radiofónico Abdul Karim Mohamed Hersi, tres periodistas de Markabley Radio, y Ali Yusuf Adan, un corresponsal para Radio Somaliweyn, informan el NUSOJ y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI).

Además, un corresponsal para la Somali Broadcasting Corporation (SBC) y Somaliweyn Radio, Mohamed Salad Abdulle, fue detenido el 16 de marzo y luego liberado el día 22 con órdenes de dejar la zona. Abdulle ha presentado informes noticiosos sobre negociaciones entre Al-Shabaab y los insurgentes del grupo Hisbul Islam.

El 3 de abril, Hisbul Islam celebró una conferencia de prensa en Mogadishu en la que prohibió la difusión de música y canciones y ordenó a las estaciones de radio no llamar "extranjeros" a los combatientes extranjeros sino referirse a ellos como "muhaajiriin" dice el NUSOJ. Ésta es la primera vez que las empresas de medios de comunicación en Mogadishu se enfrentan a este nivel de censura. Se dijo a las estaciones de radio que se enfrentarían a estrictas represalias si no cumplían antes de la fecha límite del 13 de abril. Unos hombres de Hizbul Islam telefonearon a algunas estaciones para recordarles la fecha límite y advertirles de las consecuencias mortales si no hacían caso del edicto.

"The New York Times" informa que dos estaciones de radio no obedecieron el edicto. "La estación Radio Mogadishu, de propiedad gubernamental, y otra estación, Radio Bar-Kulan, que en su mayor parte se produce en Kenia, siguieron tocando música". Pero muchas de las otras 14 estaciones de la capital usaron el sonido de armas de fuego, gallos, el sonido del agua al correr, el rugido de un motor y el sonido de caballos al galope para reemplazar la música que se usa para presentar los programas, dice "The New York Times".

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Report: Civilians hastily executed without due process protections by Egyptian military courts https://t.co/unv7m67P7n @CIHRS_Alerts