REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Grupos armados y políticos detrás de agresiones contra periodistas, dice el NUSOJ

Esta semana, dos periodistas de la importante estación independiente de Somalia Radio Shabelle fueron golpeados por soldados y oficiales del Gobierno Federal de Transición mientras cubrían una inocua ceremonia de un torneo de fútbol. El motivo puede ser una reciente difusión de Radio Shabelle que reveló la corrupción gubernamental en el puerto de Mogadishu. Incidentes como este parecen estar en aumento, dice el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ) en su informe de fin de año.

En su informe "'Mouth-Murder' and Media Hijacking: A Year of Heartache and Fear for Somali Journalists" (Asesinatos de boca y secuestros de medios: un año de dolor y temor para los periodistas somalíes), el NUSOJ acusa al gobierno federal de transición de no solo haber fracasado en la protección de los derechos humanos, sino también de haber perpetrado ataques contra periodistas y otros.

Sin embargo, las fuerzas armadas islamistas, que ahora controlan la mayoría de las regiones del sur y centro, siguieron siendo los principales perpetradores de la violencia contra los medios, acusa el NUSOJ.

El NUSOJ teme que cuando el régimen del Gobierno federal de transición llegue a su fin este agosto, "tanto políticos como grupos armados apuntarán sus armas a los periodistas que se niegan a dejarse acobardar por su intimidación y manipulación".

Aunque sólo tres periodistas fueron asesinados el año pasado (en comparación con nueve en el 2009), los grupos islamistas armados, como al-Shabaab, decomisaron siete casas de medios privados "para usarlas para propaganda de guerra y campañas de odio contra aquellos que no promueven su ideología", afirma el NUSOJ.

El NUSOJ encontró además que las amenazas de muerte telefónicas y cara a cara son frecuentes en toda Somalia. "Estas amenazas, conocidas como 'asesinatos de boca', han expulsado a unos 90 periodistas del país en los dos últimos años", declara el NUSOJ.

Puntlandia, un estado semiautónomo en el noreste, ha estado experimentado un empeoramiento del clima de libertad de prensa, especialmente desde que las leyes antiterrorismo fueron promulgadas en julio de 2010, encontró el NUSOJ. El año pasado un periodista radiofónico fue muerto ahí y a otro periodista se le impuso una sentencia de cárcel de seis años, aparentemente la más larga que se ha impuesto en el país, dice el NUSOJ.

Para leer un informe detallado de las infracciones, lea el informe "'Mouth-Murder' and Media Hijacking" completo aquí (en inglés)

Último tweet:

#Honduras: expresión social en la red bajo la mira https://t.co/j18rtFTyGu @derechosdigital @clibre @MP_Honduras… https://t.co/gtSu0xac9I