REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista malayo asesinado por fuerzas de la AU

El cuerpo del camarógrafo malayo Noramfaizul Mohd es sacado de un avión de la fuerza aérea de Malasia en un aeropuerto en Subang, en las afueras de Kuala Lumpur, tras su llegada desde Mogadishu, el 4 de septiembre de 2011
El cuerpo del camarógrafo malayo Noramfaizul Mohd es sacado de un avión de la fuerza aérea de Malasia en un aeropuerto en Subang, en las afueras de Kuala Lumpur, tras su llegada desde Mogadishu, el 4 de septiembre de 2011

REUTERS/Bazuki Muhammad

Un periodista malayo fue muerto y otro herido después de que fuerzas de la Unión Africana (AU) dispararon contra un convoy humanitario malayo en Mogadishu el 2 de septiembre, informan el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP).

El camarógrafo Noramfaizul Mohd, de 39 años, estaba acompañando a la organización Putera 1Malasia Club en una misión de ayuda cuando fue herido de muerte en el pecho en una esquina de mucha circulación. Trabajaba para la estación nacional malaya Bernama TV, y estaba ahí para informar del trabajo de la misión. Un segundo camarógrafo, Aji Saregar, de 27 años, que trabajaba para TV3 de Malasia, fue alcanzado en la mano derecha por disparos; posteriormente volvió a Malasia, informa el CPJ.

La Misión de la Unión Africana para Somalia (AMISOM) dice que estaba llevando a cabo una investigación del incidente en forma conjunta con el Gobierno Federal de Transición de Somalia.

Mientras tanto, los organizadores de la misión de ayuda han sido criticados por no suministrar chalecos antibalas al equipo de noticias, informó la FIP. Además, el vehículo en que viajaban no tenía ninguna señal que lo identificara como vehículo de medios.

La FIP y el NUSOJ han pedido a los medios que tengan empleados garantizar la seguridad de los trabajadores de los medios en zonas de conflicto. "Simplemente es inaceptable que un patrón envíe a un empleado de medios a Somalia, un país conocido como uno de los países más peligrosos del mundo para los periodistas, sin la capacitación y el equipo adecuados"; dijo la FIP.

En la reciente violencia contra la prensa en otras zonas de Somalia ha habido casos de ataques con bombas, informan el NUSOJ y el CPJ. El mes pasado, en la región semiautónoma de Puntlandia, un ataque con granada contra una estación de radio privada, Radio Daljir, en la ciudad de Galkayo, causó que un guardia de seguridad fuera lesionado y la estación sufriera daños. No es clara la razón del ataque, según informes locales. En mayo, se encontró una bomba sin explotar a las puertas de la estación. En septiembre pasado, Abdullahi Omán, periodista de 25 años de Radio Daljir, fue acuchillado cuando salía de la estación.

Último tweet:

#Bahrain: Photographer Sayed Baqer Al-Kamel and online blogger Sayed Ali Al-Durazi sentenced to two years in prison… https://t.co/DefsefKWZC