REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Asesinato de periodista destaca notoriedad del país como el lugar más peligroso en África para los Medios

Hassan Osman Abdi
Hassan Osman Abdi

NUSOJ

El director de la principal red de radio y televisión privada en el sur de Somalia fue asesinado la semana pasada, informan el Sindicato Nacional de Periodistas Somalíes (NUSOJ) y otros miembros de IFEX. Hassan Osman Abdi, un periodista de alto nivel y director de la Red de Medios Shabelle, fue baleado frente a su casa en Mogadishu el 28 de enero, tras ser seguido por cinco hombres a bordo de un sedán, informa el NUSOJ.

En octubre pasado, Abdi fue nombrado director de la red, y se le consideraba un líder en los informes de la crisis política en Mogadishu y la corrupción gubernamental. Una de las empresas de medios de comunicación de la red, Radio Shabelle, es la estación de radio privada más popular de Somalia. Se le otorgó el Premio de Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) en la categoría de ""Medios" en 2010.

Se informa que la estación ha sido acosada, amenazada y atacada repetidamente por fuerzas de seguridad por su cobertura, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Abdi iba a ser el delegado de Somalia en la sesión de capacitación regional organizada por al Federación Internacional de Periodistas (FIP) y la Eastern African Journalists' Association (Asociación de Periodistas del África Oriental, EAJA) en Bujumbura, Burundi, febrero de 2012.

Según RSF, Mogadishu es uno de los 10 lugares más peligrosos para periodistas en todo el mundo, y Abdi es el tercer director de Shabelle Media asesinado. Bashir Nur Gedi fue asesinado en 2007 y Mukhtar Mohamed Hirabe en 2009.

"La violencia contra periodistas en Somalia está alimentada por la impunidad para los responsables. Queda muy claro que Abdi fue atacado deliberadamente. Pedimos una investigación seria e imparcial que lleve a la identificación de sus asesinos", exigió RSF.

La FIP instó al representante especial de la ONU en Somalia a exhortar al Gobierno Federal de Transición de Somalia a que castigue a los asesinos de Abdi, ayude a establecer una investigación independiente de las infracciones a la libertad de prensa y la impunidad, e inicie una investigación completa y abierta de la participación de la policía y los funcionarios gubernamentales en los ataques contra periodistas y sus organizaciones.

"Comprendemos que Abdi fue asesinado en su casa en el distrito de Madina, que está situado en una zona controlada por las fuerzas armadas del Gobierno Federal de Transición de Somalia (TFG)", dijo el presidente de la FIP, Jim Boumelha, en su carta a la ONU. "Sus asesinos parecen haber acechado y asesinado a Abdi antes de caminar libremente e incluso sin ser notados por las fuerzas gubernamentales del vecindario".

Según el CPJ, el ministro de Información Abdulkadir Hussein repudió el asesinato en una declaración y llamó a la Red de Medios Shabelle "una de las casas de medios más importantes e innovadoras que atienden al país". También dijo que la policía estaba investigando y "no dejaría piedra sin mover". La Unión Africana se ofreció a auxiliar al Gobierno en su investigación, también informa el CPJ.

El recientemente publicado informe anual 2011 del NUSOJ declara que los ataques contra periodistas "[no] sólo tienen motivación política y son sistemáticos, sino también están institucionalizados". Señala el papel del TFG en la violencia, así como su incapacidad para combatir la impunidad por crímenes contra periodistas.

Último tweet:

Nepal: @FORUMFREEDOM report recorded a total of 230 media persons were affected directly with 66 incidents of press… https://t.co/jXM881HDp3