REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Policía ataca a periodistas que cubren manifestaciones

Los periodistas encargados de cubrir las protestas contra la corrupción así como las manifestaciones contra la visita de cuatro días del Papa Benedicto XVI se han encontrado con violencia policiaca, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

El fotógrafo independiente Daniel Nuevo estaba cubriendo las protestas en Madrid el 18 de agosto en contra de las Jornadas Mundiales de la Juventud, organizadas por la iglesia católica, en las que participó el Papa y atrajeron a cientos de peregrinos, cuando fue golpeado por una unidad antimotines de la policía nacional.

Los grupos eclesiásticos de base y las organizaciones cívicas organizaron las manifestaciones para denunciar el "desperdicio" en que incurría la celebración, que está parcialmente financiada por el Gobierno y patrocinadores corporativos.

Nuevo escribe sobre el ataque y otros incidentes en su blog, donde también publicó varias imágenes.

Los informes de la prensa local describieron al menos otros cinco casos de abuso verbal o físico de la policía contra los periodistas que cubrían las manifestaciones, afirma el CPJ.

Fernando González Urbaneja, presidente de la Asociación de Prensa de Madrid, informó al CPJ que "las imágenes que hemos visto muestran una inquietante arbitrariedad de parte de algunos policías; ha habido agresiones indefensibles contra periodistas en los últimos días". La asociación y otros grupos de prensa han llevado sus quejas al Gobierno.

Según el CPJ, el clima ya estaba tenso después de que Gorka Ramos, un periodista del sitio web de noticias Lainformacion, fue golpeado y arrestado mientras cubría las protestas del movimiento 15-M en Madrid el 4 de agosto.

Las actuales protestas del 15-M, que comenzaron el 15 de mayo, han convocado a millones de españoles en varias ciudades para protestar contra el actual sistema de dos partidos, el desempleo y cortes al sistema de bienestar, y apoyaban los derechos básicos.

Ramos pasó una noche en la cárcel y fue acusado de desobedecer a las autoridades, aunque el video muestra agresión de al menos siete policías antimotines.

González afirmó que las relaciones entre la policía y los medios en general son buenas en España. "Lo que hemos visto son episodios intolerables de policías individuales que se extralimitan en su autoridad"; dijo.

Tal vez, pero el CPJ advierte que con las elecciones generales programadas para noviembre en medio de la crisis económica, "el clima social se podría seguir poniendo a prueba, al igual que las relaciones de la policía con la prensa".

Último tweet:

Informe Cámaras inDiscretas: cómo el Estado puede llegar a utilizar las tecnologías para vigilarnos. El ejemplo de… https://t.co/DEvkd2DbQT