REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Críticos del estado bajo espionaje y ataque

Los periodistas de Sri Lanka temen represalias por apoyar a la oposición; críticos del estado siguen siendo atacados.
Los periodistas de Sri Lanka temen represalias por apoyar a la oposición; críticos del estado siguen siendo atacados.

via Human Rights Watch

Mientras Sri Lanka se prepara para las elecciones parlamentarias el 8 de abril, un reportero político secuestrado hace dos meses sigue desaparecido y los periodistas que apoyaron al dirigente de la oposición Sarath Fonseka durante las elecciones presidenciales de enero están siendo perseguidos para ser arrestados, informan Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Mientras tanto, surgió una polémica lista de al menos 30 periodistas y defensores de los derechos humanos mantenidos bajo vigilancia, lo que subraya las amenazas a los críticos del régimen, informan el Free Media Movement (Movimiento por Medios Libres, FMM), Índice de la Censura y otros miembros de IFEX. En la lista hay varios miembros del FMM.

En los primeros lugares de la lista, supuestamente preparada por la inteligencia del Estado, están el director ejecutivo de Transparencia Internacional Sri Lanka (TISL) J.C. Weliamuna y el director ejecutivo del Centre for Policy Alternatives (Centro para Alternativas de Políticas, CPA) Paikiasothy Saravanamuttu. En septiembre de 2008, se lanzaron granadas a la casa de Weliamuna. En agosto de 2009 Saravanamuttu recibió una amenaza de muerte por correo. El CPA es un importante comité asesor de derechos humanos en Sri Lanka y socio de ARTICLE 19 y el FMM.

Pero algunas de las personas mencionadas en la lista dudan que haya sido producida por el gobierno y la consideran fraudulenta; dicen que le faltan las frases sobre conspiraciones y terrorismo típicas del Estado, dicen los informes noticiosos. La lista señala el hecho de que los periodistas, activistas y ONG se enfrentan a graves amenazas en Sri Lanka. "No tengo duda de que muchas personas en este país están bajo vigilancia del Estado", dijo un periodista. "Si escribes algo en contra del Gobierno, quedas marcado".

Desde las elecciones presidenciales de enero, el Gobierno ha tratado de silenciar a periodistas y organizaciones no gubernamentales. Tanto TISL como el CPA informaron activamente sobre el mal uso por parte del Gobierno de los recursos estatales para beneficiar al presidente en ejercicio Mahinda Rajapaksa. El Parlamento de Sri Lanka votó el 9 de marzo a favor de prolongar las disposiciones de emergencia, que se usan habitualmente para atacar a activistas, hasta después de las elecciones de abril.

La reelección del presidente en enero "no ha frenado su costumbre de denunciar públicamente a sus críticos sin aportar evidencia; plenamente consciente de que sus palabras ponen a los criticados en peligro a manos de las bandas de partidarios armados", dice Índice de la Censura. El 22 de marzo, una turba atacó las oficinas de los canales de difusión MTV/MBC en la capital, Colombo, informan RSF y la FIP.

El mes pasado, el dirigente opositor Fonseka, un ex comandante del ejército, fue arrestado y acusado de sedición, lo que suscitó manifestaciones extendidas. Varios periodistas que apoyan a Fonseka fueron citados recientemente para ser interrogados por la policía y uno fue arrestado la semana pasada.

Este año ha habido una ofensiva especialmente despiadada contra los medios independientes y críticos de la oposición. "Interviene una sicología del temor mediante secuestros, asesinatos y otras formas de presión", dice el FMM. "No se trata tanto de lo que se escribe, sino de lo que uno no debería escribir". Prageeth Eknaligoda, un reportero político para Lanka eNews, simpatizante de Fonseka, desapareció el 24 de enero y sigue desaparecido, a pesar de los pedidos de una investigación seria. Docenas de periodistas han huido del país en los últimos años debido a una cultura de la impunidad que ha empeorado en 2010.

En una reunión con una delegación del Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ) en Colombo el 10 de marzo, el ministro de Justicia de Sri Lanka, Mohan Peiris, dijo que el Gobierno garantizaría la seguridad de los periodistas de Sri Lanka exiliados que volvieran al país. Sin embargo, el CPJ dijo: "Muchos periodistas con quienes nos hemos reunido en Colombo son muy francos respecto a sus temores de represalias del Gobierno tras las elecciones presidenciales, y les preocupa lo que ocurra después de las elecciones parlamentarias en abril".

Último tweet:

Preocupa el debilitamiento de la libertad de prensa en Estados Unidos https://t.co/jMSjUeZDGI @sip_oficial… https://t.co/T9j2Qj3NFh